Un nuevo enfrentamiento

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El presidente colombiano, Gustavo Petro y el Fiscal General de la Nación Francisco Barboza Delgado, volvieron a   protagonizar un ácido enfrentamiento con acusaciones de narcotráfico y de violación de la institucionalidad, un eslabón más de la cadena de rifirrafes que sostienen desde hace más de un año.

Petro se ha hecho eco de unas publicaciones del periodista Daniel Coronell en “La W Radio” sobre hechos de corrupción en los que supuestamente están involucrados funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía en Buenaventura, Valle del Cauca, acusaciones que la entidad calificó de "falsas y tendenciosas". Según Coronell, a lo que Petro hizo eco inmediatamente, dos agentes del CTI acusan a Francisco Javier Martínez Ardila, director de esa entidad en Buenaventura, de estar involucrado en narcotráfico y otras actividades criminales y aseguran que la vicefiscal general, Martha Yaneth Mancera, conoció sus denuncias y, en lugar de investigarlas, la emprendió contra los denunciantes.

Si se estaba presentando esta situación, el presidente ha debido sigue el curso oficial para estos casos y evitar un enfrentamiento con el director del principal ente investigador y acusador del país y de paso, evitar también, un enfrentamiento innecesario en una relación que ya es bastante difícil, desgaste que no debe incurrir el presidente de la república, que debe conservar su puesto y posición como Jefe de Estado y no añadirle más ingrediente a su bajo índice de aceptación  y popularidad.

Los famosos X de su cuenta de la red social, no deben servir para buscar enfrentamientos ideológicos con el fiscal, ni mucho menos, para seguir buscando motivos de enfrentamientos que distraigan la verdadera realidad del país, bastante lastimosa, por cierto.

Ante el señalamiento de Petro, el fiscal general, Barbosa Delgado, se defendió  cuestionando y acusando al mandatario de atacar la institucionalidad, porque si el presidente quiere un enfrentamiento con la institucionalidad colombiana, el fiscal afirmó, que: “yo estoy listo para darlo en cualquier momento" El fiscal aseguró que las críticas de Petro buscan menguar la reputación de Mancera y de paso sacó a relucir el caso que lleva la Fiscalía contra Nicolás Petro Burgos, primogénito del presidente, acusado de lavado de activos y enriquecimiento ilícito. En opinión de Barbosa, lo que buscan es "acabar a la vicefiscal general de la nación, que es la responsable de que el hijo de Petro esté en este momento en una acusación".

Barbosa Delgado fue más allá de la contestación al presidente, afirmó que "quiero decirle al presidente una cosa: que no se le olvide que él no está por 20 años en el poder; le faltan dos y seguirá siendo presidente hasta el 7 de agosto de 2026 y después será ciudadano como a todos nos toca ser ciudadanos cuando dejamos de ejercer estos cargos públicos", añadió contundentemente, para cerrar este episodio tan lamentable,

El propio Barbosa terminará su periodo como fiscal general el próximo 13 de febrero y para elegir a su sucesor, Petro envió a la Corte Suprema de Justicia una terna compuesta por las juristas Luz Adriana Camargo Garzón, Ángela María Buitrago Ruiz y Amelia Pérez Parra.

Ante lo anterior, la Fiscalía emitió  un comunicado en el que además de tachar de falsas y tendenciosas las crítica de Petro, en las que equivocadamente indica que la Fiscalía ha sido utilizada para exportar cocaína y proteger a delincuentes en Buenaventura, hace un balance de su lucha contra el narcotráfico en esa ciudad. Asegura que entre 2021 y 2022 capturó y llevó ante la justicia a 19 personas por narcotráfico y se les incautaron más de ocho toneladas de cocaína y además, decomisó 61 bienes cuyo valor asciende a 31.000 millones de pesos.

Esto refleja el accionar de la Fiscalía General de la Nación, y deja sin piso cualquier duda sobre el trabajo que cumple el ente acusador, en su lucha contra el narcotráfico.



Más Noticias de esta sección