Flexibilizar préstamos

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Hay temas en los que hay que insistir para, primero, avanzar positivamente, y segundo, para lograr el mejoramiento en el orden que se esté buscando.
Y en ambos sentidos el presidente Duque sigue trabajando y por ello instó al Fondo Monetario Internacional, FMI, a que flexibilice sus préstamos a terceros países en función del compromiso de estos con la emergencia climática para avanzar hacia un modelo energético más sostenible.

Hay que generar urgentemente un marco fiscal de inversiones para enfrentar la crisis climática cuya contabilidad esté por fuera de la línea de evaluación del FMI y así seguir apoyando en el tema del cambio climático que afecta igual o más que una pandemia, por sus efectos a largo plazo.

En varias oportunidades el presidente Duque ha dejado en claro el compromiso del país con la transición energética y la lucha contra el cambio climático, un reto mundial sobre el que hay que trabajar eficientemente y olvidarse de lamentos y lloriqueos para involucrar a los países que tienen que actuar en forma rápida y efectiva, y esto va directamente con los países del G-20 quienes son muy sensible con la emergencia climática y con todos los protocolos que deben asumir para reducir sus gases de toda naturaleza que también contaminan y dañan el medio ambiente.

Al resto de instituciones financieras regionales, como también el Banco Mundial hay pedirle que haya alivios o compensaciones de deuda frente a la acción climática, lo que sin duda es un estímulo para las naciones en beneficio común.

Colombia, reconocida como uno de los países referentes en la transición ecológica de Latinoamérica, trabaja para reducir el 51% de sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, año en el que también pretende cumplir su objetivo de cero deforestación, además de tratar de alcanzar la huella de carbono cero para el año 2050.
Esto requiere precisión, monitoreo y determinación liberando los recursos necesarios para recuperar el tiempo perdido de cara a la Agenda 2030; sin embargo, suscite una preocupado porque la pospandemia limita la atención que requiere el cambio climático.

En buen tónica está el presidente Duque que ha mantenido una reunión de alto nivel con otros jefes de Estado latinoamericanos, para avanzar en esta cuestiones que urge llevar a Glasgow, en referencia a la Conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático (COP-26) que se celebrará del 1 al 12 de noviembre en Glasgow, Escocia.
El Gobierno es muy proclive a propuestas innovadoras en materia ecológica también desde el punto de vista financiero. En este sentido, no es descartable el uso de la rentabilidad de ‘criptoactivos’ para financiar la preservación de áreas naturales protegidas en Colombia.

Ahora el jefe del Ejecutivo colombiano hace énfasis en la idea de que esta agenda verde es compartida con España, país al que animó a convertirse en el primer socio comercial de Colombia.

España es el segundo país del mundo que más invierte en Colombia, y podría ser el primero si entra en el sector minero energético. La inversión española directa en Colombia de enero a junio de 2021 ascendió a 871 millones de dólares, acumulando 6.340 millones desde el tercer trimestre de 2018.


Más Noticias de esta sección