Con la esperanza viva

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Bien lo dijo uno de los mejores jugadores de la Selección Colombia de Fútbol, Juan Guillermo Cuadrado, cuando expresó que no hay que perder las esperanzas, por más difícil que pareciera el partido.

Seguramente la mayoría de los colombianos si la perdieron en el primer minuto, cuando Argentina metió el primer gol y esa esperanza se esfumó aún más al minuto 8, cuando llegó la segunda anotación de la selección albiceleste. Hubo un silencio sepulcral y los hinchas y espectadores sintieron que las aspiraciones de llegar a Catar 2022, se iban entre las manos; afortunadamente, los jugadores colombianos no perdieron la esperanza y lograron encontrar la salida para sacudirse de Argentina, con todo su palmarés, y llegar a empatar, en el último, minuto de juego.

Empate es empate, pero este fue con sabor a triunfo. Esa es la verdad y así la valoró el director técnico de la Selección Colombia, Reinadlo Rueda, catalogando como muy meritorio el empate 2-2 que su equipo consiguió ante Argentina en el minuto 94, con un gol de Miguel Borja, en el marco de la octava jornada de las Eliminatorias Suramericanas al Mundial de Catar. Y qué felicidad se produjo en los colombianos, que sintieron en ese último minuto, no solamente un alivio, sino una inmensa tranquilidad.

Indudablemente lo de Colombia ha sido muy meritorio, hay que resaltar ese aspecto del carácter, de la capacidad evolutiva del seleccionado colombiano, tras un partido jugado en el estadio Metropolitano de Barranquilla, al que asistieron unas 10.000 personas, siendo el primer encuentro deportivo de esta naturaleza que se realiza desde que comenzó esta pandemia en marzo del año pasado, demostrando que después que se guarden los debido protocolos de bioseguridad, se puede realizar este tipo de eventos.

A Colombia le costó asimilar los dos goles de Argentina en los primeros 8 minutos de partido, pero consiguieran una igualdad que no era fácil por el oficio que tiene el equipo argentino. Hay que ponderar el trabajo del seleccionado argentino que demuestra cada juego su capacidad, el talento de sus hombres y el gran trabajo que viene haciendo el profesor Lionel Scaloni y por eso se hacía muy difícil este juego y más cuando ellos logran irse en ventaja, en los primeros minutos.

El equipo nacional cometió el error de mirar mucho a su rival en la primera parte del encuentro; se respeta y eso propicio que Argentina hiciera un juego muy fluido, que es una de sus virtudes por la altísima técnica que tiene. Sin duda, el ingreso del goleador Luis Fernando Muriel al minuto 30, en lugar del centrocampista Jefferson Lerma, que es un futbolista con una sensibilidad especial, fue determinante ya que desenvolvió el espacio corto por su excelente técnica, aparte de su capacidad goleadora. Con el marcador adverso, el objetivo de su ingreso, era buscar ese acompañamiento para Duván Zapata y para generar más volumen ofensivo.

Finalmente, los números en el debut con la Selección Colombia, de Reinadlo Rueda, en esta doble jornada con el equipo cafetero, que el jueves pasado derrotó 0-3 a Perú en Lima, fueron dos partidos diferentes, dos rivales diferentes, pero los dos con sus méritos, con sus estructuras muy bien definidas y para el poco tiempo que tiene con este grupo hay resaltar la disposición y la receptividad de los jugadores.


Más Noticias de esta sección

Publicidad