Los tres cierres

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Excelente decisión la de cerrar el Parque Natural Tayrona, un paraje turístico del Caribe colombiano muy visitado por extranjeros, en la Sierra Nevada de Santa Marta, que tendrá este año tres cierres para darle un descanso a esa área protegida y permitir la restauración de los ecosistemas que la conforman.

El Parque Nacional Natural Tayrona se encuentra ubicado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta y su superficie hace parte de nuestro departamento, el Magdalena.
A 34 km del centro urbano de Santa Marta es uno de los parques naturales más importantes de Colombia; es hábitat de una gran cantidad de especies que se distribuyen en regiones con diferentes pisos térmicos que van desde el nivel del mar hasta alturas de 900 m. y de las 15.000 hectáreas que conforman el parque, 3.000 son área marina.

El parque fue creado en 1964. En 1969 se proclamaron esas 15.000 hectáreas terrestres y 4.500 marinas como Parque Natural por el alto valor biológico y arqueológico que poseen. El Parque Natural fue antes de la conquista un área en la cual los indígenas Tayronas convivieron, dejando evidencias significativas de su paso por esa tierra: el pueblito Chairama. Su temperatura oscila entre los 25ºC y los 32ºC, ya que se extiende desde los 0 – 900 m sobre el nivel del mar y tiene dos periodos lluviosos: de mayo a junio y el otro de septiembre a noviembre. En la franja marítima del parque se encuentran distribuidas más de 350 especies de algas mientras que la flora terrestre tiene más de 770 especies diferentes de plantas.

La flor nacional, la orquídea la que se encuentra mucho en esta región Caribe. Este Parque se caracteriza por su paisaje tropical, formaciones coralinas, blancas playas, litoral rocoso, manglares y lagunas. El Parque Nacional Natural Tayrona es hábitat de una gran diversidad de especies de fauna y flora, entre las primeras se pueden encontrar grupos de mamíferos y de estos se han listado para el área y con el fin de proteger estas espacies marinas, silvestres y mamíferas, la determinación del gobierno es acertada, porque ante todo se debe salvaguardar el medio ambiente y todos los ecosistemas que viven allí.

Es así que el primer cierre será del 1 al 15 de febrero; el segundo, del 1 al 15 de junio, y el último, del 19 de octubre al 2 de noviembre, periodos en los que se prohibirá el ingreso de visitantes y la prestación de servicios ecoturísticos en el Parque Nacional Natural Tayrona.

Ante todo hay que proteger las poblaciones que habitan este macizo montañoso, quienes han defendido y protegido la integridad del Parque, siendo los cierres una estrategia concertada entre Parques Nacionales y los cuatro pueblos indígenas Kogui, Wiwa, Arhuaco y Kankuamo que habitan en la zona de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde está ubicado el parque, pueblos ancestrales que hay que respetar y preservar su idiosincrasia y costumbres.

Darle un respiro a la biodiversidad presente en esta área protegida, permitir la regeneración de los procesos naturales de las playas, de los ecosistemas y de las especies que habitan allí, así como para realizar los procesos culturales de limpieza, sanación y protección ambiental y espiritual, son algunas de las estrategias de estos cierres, que sin duda alguna se cumplirán y oxigenaran este extenso territorio ya que el Parque Tayrona abarca 15.000 hectáreas en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde los visitantes pueden apreciar en su paisaje tropical formaciones coralinas, playas blancas, litoral rocoso, manglares y lagunas.

No debemos olvidar el compromiso con la naturaleza, con el medio ambiente y su equilibrio y la preservación del hábitat, condiciones que hace que los cierres temporales durante los últimos años, han permitido, la recuperación de la biodiversidad en la zona porque ha disminuido el estrés de los ecosistemas presentes en el segundo Parque Nacional más visitado del país y además porque la zona es también hábitat de una gran diversidad de especies de flora y fauna, entre las que están cuatro especies de felinos: jaguar, ocelote, tigrillo y puma y en el área se encuentran además ruinas arqueológicas de asentamientos de la tribu Tayrona que vivió en las estribaciones de la Sierra Nevada en tiempos precolombinos.

En esta fechas establecida de los cierres se debe aprovechando para que los guardaparques hagan recorridos de prevención, vigilancia y control y también monitoreo de especies como el caimán aguja y el jaguar, que se han visto en esta región del macizo montañoso de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde esta ubicado uno de los principales parques del país y que llegan cada año miles de turistas nacionales y viajeros procedentes de Argentina, Chile, Alemania, Estados Unidos, Francia, Holanda, Canadá, principalmente.


Más Noticias de esta sección

Publicidad