Lazos estrechos

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Con unos indicadores económicos y sociales cada vez más críticos, Argentina ha optado por estrechar todavía más sus relaciones con China, un país con el que comparte una asociación estratégica integral desde 2014 que se ha profundizado durante los últimos meses de pandemia.

En este último tiempo, la cooperación entre ambos Estados no se ha limitado únicamente al ámbito sanitario, sino que también se ha traducido en una mayor relación comercial, económica y política, en un momento particularmente delicado para el país suramericano, en recesión desde mediados de 2018 y con una preocupante escasez de reservas monetarias. La llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada a finales del año pasado supuso un refuerzo y una "rejerarquización" de la relación bilateral con el gigante asiático. El discurso de Alberto Fernández en Naciones Unidas, septiembre de este año, estuvo en fuerte sintonía con el discurso de Xi Jinping, presidente de China, en relación con la apuesta por el multilateralismo, la cooperación sur-sur y el rol de los emergentes en el combate por la pandemia de la Covid-19.

En 2014, la entonces presidenta y actual vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, suscribió con el mandatario chino, Xi Jinping, un acuerdo de asociación estratégica integral, el segundo mayor estatus que confiere Pekín a un país en sus relaciones bilaterales y que, en este caso, abarca la cooperación en materia de política internacional, economía, cultura, educación, ciencia y defensa. Dicho pacto puso en marcha numerosos proyectos, incluyendo la construcción de una estación espacial bajo control de Pekín en la provincia central de Neuquén, pero cobró todavía mayor importancia con la llegada de la pandemia de la Covid-19.

En este marco, Aerolíneas Argentinas, la firma de bandera del país suramericano, realizó hasta septiembre un total de 35 vuelos especiales a China para la obtención de material sanitario, transportando un total de 887 toneladas de mascarillas, guantes, máscaras, trajes de bioseguridad y componentes para la fabricación de reactivos.

Además, dos barcos zarparon desde Shanghái hacia la provincia de Buenos Aires con un total de 33 contenedores de insumos, una carga equivalente a lo que pueden transportar quince aviones. Pero la sanitaria no es la única crisis que asola a este país: fruto de la parálisis provocada por el coronavirus, la economía argentina se desplomó un 19,1 % en el segundo trimestre de este año, el desempleo trepó hasta el 13,1 % de la población activa y la pobreza aumentó hasta afectar al 40,6 % de los argentinos.

En este contexto de agravamiento generalizado de los indicadores, el comercio bilateral con China resistió, hasta el punto de que el país asiático se convirtió en abril en el primer socio comercial de Argentina, que concretó exportaciones por valor de 509 millones de dólares, un avance interanual del 50,6 %.

Ahora China se mantiene como primer socio comercial de Argentina y puede sostenerse en el tiempo, puesto que cuenta con una mayor capacidad de financiamiento de las exportaciones argentinas que Brasil. La recuperación económica de Argentina podría comenzar a través del comercio con China, debido al restablecimiento de la actividad industrial en China y su continua demanda de los productos que exporta Argentina. En este sentido, ambos países firmaron en julio un preacuerdo para la producción de carne de cerdo en Argentina, debido al déficit chino en este campo por una reciente epidemia de peste porcina africana, y también podrían incrementarse las exportaciones de cebada, vinos y carne vacuna tras las restricciones chinas a estos productos procedentes de Australia.

Si bien China ha cobrado una importancia mayúscula para Argentina en el periodo reciente, con planes para la eliminación de los visados a turistas chinos y la futura apertura de un nuevo consulado en el centro de China, no menos importante para el país suramericano es su relación con Estados Unidos, un país que concentra la mayor parte de acreedores de su deuda externa.


Más Noticias de esta sección

Publicidad