Mayor compromiso de los jóvenes

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los países latinoamericanos están en el furgón de cola en aprendizaje de lenguas extranjeras en el estudio de Pisa, sobre todo Colombia, Brasil y muy particularmente México; solo un 28,7 % de los estudiantes mexicanos de 15 años hablan dos o más lenguas, incluida su lengua materna, cuando la media en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Ocde, es del 68,2 %.

Un solo país, Corea del Sur (28,4 %), presenta un porcentaje inferior al de México, y no muy lejos de esas cifras también están Colombia con 33,1 %; Vietnam, 33,2 %; Brasil, 34,9 %; Australia con 37,6 %; Chile con 39 % y Escocia con 39 %.
Por encima del listón del 40 %, pero igualmente muy lejos de la media de la Ocde, se sitúan Perú con 40,2 %; Nueva Zelanda con 41,6 %; Arabia Saudí con 41,7 %; Panamá con 42,4 % o Argentina con 45,2 %.

Los dos únicos países latinoamericanos que participan en el estudio en los que más de la mitad de sus estudiantes de 15 años hablan al menos dos lenguas son Costa Rica con 51 % y Uruguay con 56 %; porcentajes, en cualquier caso, netamente inferiores a los de Singapur, Hong Kong, Croacia, Macao, Estonia, Suiza, Eslovenia o Austria, donde más del 85 % saben cómo mínimo dos lenguas.

Una de las ventajas que tienen los estudiantes para desenvolverse en un mundo interconectado, es hacer hincapié en que hay una fuerte relación entre el conocimiento de lenguas extranjeras y actitudes positivas en cuestiones interculturales, demostrando que aquellos que hablan dos o más idiomas tienen un mayor conocimiento de los asuntos de dimensión global, un mayor interés por otras culturas, un mayor respeto por personas de otros orígenes y una actitud positiva hacia los inmigrantes. No obstante, los estudiantes de Costa Rica o de la República Dominicana y Panamá están entre los que mostraron en el cuestionario de Pisa un mayor interés por aprender sobre otras culturas, al igual que los de Albania, Bosnia Herzegovina, Jordania, Kosovo, Montenegro, Filipinas y Turquía.

Hay que destacar la gran brecha de género entre los chicos y las chicas por lo que respecta a las oportunidades que unos y otras tienen para aprender cuestiones de interés global, así como a las actitudes sobre cuestiones interculturales. Los chicos, por ejemplo, son más susceptibles de conocer las interconexiones económicas entre países, ven en internet más informaciones de ese tipo y las comentan en clase. Las chicas, por su parte, dicen haber aprendido en la escuela más que sus compañeros cómo resolver conflictos, disponer de un mejor conocimiento de otras culturas y ser más conscientes de las diferentes perspectivas de personas de orígenes diversos. Esta brecha puede reflejar en parte intereses personales, pero también cómo chicos y chicas son socializados de forma diferente en sus casas y en la escuela.

El gobierno del presidente Duque ha apoyado el futuro de las chicas y chicos del país, con el aumento en recursos de inversión para educación en 4 billones de pesos, cifra que es la más alta de inversión que se haya visto en el sector educativo y tan solo en 65 días de su Gobierno, se logró un presupuesto en educación que supera los 41 billones de pesos, también el más alto asignado para este rubro.

El compromiso fue ratificado ahora con la nueva normalidad; la educación recibió el apoyo humano, tecnológico y económico para avanzar en este sector, dejando ahora la responsabilidad en los maestros y sus estudiantes en poner todo su empeño para salir adelante; se tienen el apoyo del gobierno nacional y los recursos, falta ahora la respuesta de los otros actores educativos, que se deben comprometer a fondo.


Más Noticias de esta sección

Publicidad