El cuidado del niño Wayúu

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Una de las poblaciones mayormente afectadas por el coronavirus son los adultos mayores y los niños que son más susceptibles de contagiarse y presentar problemas graves de salud; en este sentido la pandemia de coronavirus y las medidas tomadas por el Gobierno colombiano para contenerla pueden causar efectos devastadores en la nutrición de los indígenas Wayúu, que habitan la frontera con Venezuela, en especial en los niños.



Y precisamente el gobierno colombiana ha apoyado a los indígenas con asesoría y apoyo permanente y pendiente de facilitarles alimentación y elementos de supervivencia en medio de esta pandemia tan atroz.  En medio de esta crisis se presentó la primera muerta por el virus  en el cabildo gobernador, lo que alerto aún más a las autoridades que son conscientes de que en  la crisis la supervivencia de muchos wayúu está, literalmente, en riesgo, lo que indica que las medidas implementadas deben ser reemplanteadas para evitar el contagio del virus  que pueden tener efectos devastadores para la comunidad Wayúu.
Los Wayúu son un pueblo nómada que habita las regiones semiáridas del norte de Colombia y el oeste de Venezuela y tienen su propia lengua, el wayuunaiki y hacen parte de la idiosincrasia de los pueblos que  conforman las tribus que habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta. Con una población de unas 270.000 personas, los Wayúu son el grupo indígena más numeroso de Colombia y la gran mayoría vive en el departamento de La Guajira,  y sus raíces han llegados a los estados fronterizos con Venezuela.

Casi todos habitan áreas rurales o poblados pequeños y sus fuentes de alimentación y de ingresos tradicionalmente han sido la agricultura de subsistencia, la búsqueda estacional de alimentos, la cría de cabras o la pesca; sin embargo, las condiciones históricas, todas crónicas, y el estándar de vida, fundamentalmente desde el punto de vista de salud y alimentación de los Wayúu que viven en esa región, ha sido históricamente una situación muy difícil, muy precaria, con unos índices alarmantes de desnutrición. Estas condiciones se han ido agravando con el tiempo y hoy en día constituyen una situación especialmente grave en el contexto de la Covid-19 ya que de los 422.519 casos que hay en Colombia, 3.062 están en La Guajira.

En La Guajira las tasas de mortalidad de los niños son mucho más altas en comparación con otros lugares de Colombia y se parecen más a lo que vemos en África, por ejemplo. El año pasado, la tasa oficial de muertes por desnutrición de niños menores de cinco años en La Guajira fue casi seis veces mayor que la del resto del país; es decir, hay que alertan sobre la posibilidad de que la tasa real sea aún mucho más alta, para evitar males peores.

Uno de los problemas más graves que se ha visto es la falta de agua y esa es la base de los problemas de salud y desnutrición de los niños. Por ejemplo, se ve que menos del 5 % de las comunidades indígenas en ciertas áreas de La Guajira tiene acceso a agua potable y  la mayoría están usando agua que no es potable.

Con la crisis por la pandemia la situación se agrava porque hay que tener nivel básico de higiene que es  muy importante para la prevención de la Covid-19, algo difícil de controlar para las comunidades para las que no hay suficiente agua.
Las principales causas de la situación que viven los Wayúu son la corrupción; la crisis humanitaria de Venezuela, que ha llevado a más de 160.000 migrantes a radicarse en La Guajira, y los efectos del cambio climático. La población wayúu sufre desde hace décadas de deficiencias o de falta de apoyos estatales en materia de salud y por los índices de desnutrición infantil, desnutrición general de la población. Pero particularmente en los niños wayúu es de tal magnitud que hay un promedio de un niño wayúu que muere a la semana por desnutrición, siendo un cifra tan lamentable..

En la actualidad se han perdido por culpa de la corrupción casi 10 millones de dólares destinados a programas de alimentación escolar en años recientes ya  que en La Guajira, de 28 investigaciones sobre corrupción vinculadas a servicios de salud y alimentación hay 21 personas imputadas y 13 condenadas.



Más Noticias de esta sección

Publicidad