Hay que ayudarlos

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Fortalecer la inclusión económica de los migrantes venezolanos es clave para atender a esa población tras la pandemia de la Covid-19; ese proceso pasa por regularizar, convalidar los títulos, certificar sus competencias técnicas y lograr que puedan desarrollar alguna actividad, incluso algunos como emprendedores.

Esa es la clave que en muchos países ha funcionado como ejercicio y la que se tiene que fortalecer en la época de pospandemia ya que en Colombia se ha avanzado en este proceso pero es necesario que el sector privado participe más en la inclusión económica de los inmigrantes ya que en el país hay cerca de 1,8 millones de venezolanos, entendiendo que hay beneficios de una mano de obra capacitada. Más del 20 % de los inmigrantes venezolanos en Colombia tiene título de educación superior, técnico e incluso doctorado o maestría, por lo cual no toda los migrantes es población vulnerable.

Aunque no se recomienda a los venezolanos retornar a su país, el Gobierno colombiano instaló con la ayuda de organismos internacionales y de autoridades locales un campamento transitorio en Cúcuta para que quienes deseen hacerlo lo hagan de manera ordenada. Esto ocurrió luego de que a principios de junio empezara a regir una disposición del Gobierno de Nicolás Maduro que limita a 300 el número de retornados que pueden entrar a Venezuela diariamente, y solo los días lunes, miércoles y viernes.

El centro de atención ha permitido por lo menos recibir a algunas de las personas y evitar embudos en la frontera en tanto el régimen de Venezuela limita a unos cuantos cientos los que pueden regresar diariamente a su país; sin embargo, el pico de ese movimiento de retorno ya pasó.

Quienes decidieron quedarse hay un plan especial para integrarlos en la respuesta a la pandemia, que incluye seis medidas. Una de ellas es la de los corredores humanitarios para algunos que decidieron volver, otra es garantizar el acceso a la salud en el tema de Covid-19 y una tercera consiste en trabajar con las agencias de cooperación para convertir casi todos los programas que se tenían de atención en transferencias monetarias; es decir en dinero para ayudarles a pagar arriendos y comida.

Igualmente se estableció un programa de más de 200.000 mercados para más de un millón de personas vulnerables en 71 municipios de Colombia que ya se entregaron y se enfocó el trabajo en cuatro localidades donde las condiciones de los venezolanos no son las mejores y finalmente, se abrieron “líneas de información con la cooperación internacional para los migrantes.
Hay que tener empatía con los migrantes que deben buscar ayuda más cuando tratan de acudir a las organizaciones de venezolanos que hay en Colombia o las instituciones oficiales o agencias de cooperación.


Más Noticias de esta sección

Publicidad