La realidad de las estadísticas

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Viene de la 1A
Empecemos por ejemplo por hablar del caso de los recuperados, un nicho importante en el cuadro de afectaciones que a diario muestra el Instituto Nacional de Salud según sus reportes. En el caso de los principales focos de la Covid-19 por estos lares tenemos que a la fecha (sábado 30 de mayo), habían 177 pacientes recuperados de los 594 casos reportados, es decir, que si hacemos una sustracción, solo quedarían 417 casos de coronavirus en Magdalena, pero la realidad de la ciencia médica nos muestra que los pacientes recuperados pueden volver a recaer en cualquier momento, y que se siguen sumando al número total de afectados, por eso es que se cuenta el total de 594, entre infectados, muertos y recuperados.

Ahora bien, si vamos a especificar casos puntuales por regiones vemos que a la cabeza de recuperados, Santa Marta registra un mayor número de personas que se han “sanado” de la terrible enfermedad, con un total de 118 pacientes, un 35% del total, pero como esto se maneja con números, El Retén hasta el fin de semana registraba dos casos, uno de ellos recuperados, podemos decir que el 50% de los enfermos por covid de allá se salvaron, algo solo para anotar.

En lo que sí queda claro es que la estadística vuelve y desnuda que en Pueblviejo, donde tardíamente las autoridades departamentales y locales reaccionaron, se dan las peores cifras de recuperados: de los 129 casos reportados, el 9,3% apenas entra en el grupo de recuperados, o sea 12; su vecina Ciénaga, tiene en cambio un 44% de los 100 casos que muestra el listado el INS.
¿Qué nos muestra eso? Que no necesariamente la ciudad o municipio donde haya más enfermos por el nuevo coronavirus tiene que mantener porcentajes altos o medios, más bien demuestra que en Puebloviejo nada se viene haciendo bien y creemos que con la visita flash del ministro de Salud, las cosas no mejorarán sino hay souciiones de raíz, mucho de acuerdo a los que los números tienden a mostrar.

Pero si vamos más allá y siguiendo las estadísticas de los tres principales focos de la pandemia en el departamento (Santa Marta, Ciénaga y Puebloviejo), la grave y silenciosa presencia de los pacientes asintomáticos, quienes pululan por las calles en todo el mundo no favorece tampoco a Puebloviejo.

Según la Organización Mundial de la Salud, las últimas cifras estiman que el promedio de asintomáticos puede llegar en casos extremos a un porcentaje del 20%. Para Colombia el porcentaje es de 12, un promedio estándar en la mayoría de países; en Santa Marta llega al 6,7%, muy por debajo de los preocupantes datos globales; Ciénaga llega al 19 por ciento, rozando el promedio extremo, pero Puebloviejo, uno de los sitios con el mayor promedios de infectados por número de habitantes en el país, alcanza la terrible cifra del 31%, muy por encima de la media mundial y que en realidad enciende las autoridades civiles y sanitarias.

Algo no se está haciendo bien en algunos puntos críticos del departamento. Mientras el INS, basado en las informaciones que le brindan las secretarías de Salud del Distrito y Magdalena muestren que el control de la enfermedad no se frene en los números de infectados y se encapsule en los municipios que presentan más casos, para que no se propague al resto, toda acción anunciada queda sin argumentos si el nivel de contagio, como dicen en el argot de los infectólogos, no se llegan a “aplanar”.


Más Noticias de esta sección

Publicidad