Subió la cifra

Editorial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Más de 1,8 millones de venezolanos están radicados en Colombia, según el más reciente informe de las autoridades migratorias, con corte al 29 de febrero, y que representa un crecimiento de cerca del 3 % con respecto a diciembre; y, pese a no ser una fecha actual, refleja el crecimiento que se tenía de venezolanos huyendo del régimen de Maduro.

En esa medida se pasó de tener 1.717.000 venezolanos a más de 1.825.000, siendo Bogotá, la capital del país, dónde se concentra la mayor cantidad de venezolanos.

En Bogotá, con más de 361.000, equivalentes a cerca del 20 %, y en Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, con más de 209.000, equivalentes al 11,5 % del total, población flotante que va y viene y que ahora con la pandemia de la Covid-19 puede variar.

A las cifras de Bogotá y Norte de Santander les siguen los departamentos caribeños del Atlántico con 168.000 y de La Guajira, también fronterizo con Venezuela, con más de 165.000, mientras que en el quinto lugar está Antioquia, del que es capital Medellín, con 150.000; además, el 44 % de los venezolanos en el país, unas 800.000 personas, están de forma regular, mientras que el millón restante se encuentran de forma irregular.

Las autoridades colombiana que manejan el tema señalan que a pesar de que hubo un crecimiento en la cifra de venezolanos en el país, esta es menor frente a los promedios que se venían manejando de 60.000 que se radicaban en Colombia al mes a cerca de 30.000 mensuales entre enero y febrero; por otra parte, la salida de venezolanos del país registró en los dos primeros meses del año un crecimiento cercano al 14%, pues pasó de poco más de 55.000 registros entre enero y febrero de 2019, a cerca de 70.000 en 2020.

En cuanto a la salida de venezolanos desde Colombia hacia otros países, en enero y febrero se registraron más de 70.000, de las cuales 50.000 se hicieron por el Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá.

En el marco de la tragedia que viven los venezolanos en su país, con el mandato de Maduro, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, fue acusada de xenofobia por exigir al Gobierno nacional resolver la necesidad de vivienda de los venezolanos radicados en la capital que no pueden pagar sus arriendos durante la cuarentena decretada entre el 25 de marzo y el 13 de abril por el coronavirus, del que hay 1.267 casos, de los cuales 25 fallecieron. Al respecto, vale la pena aclarar que dentro de las funciones de Migración Colombia no se encuentra el brindar alojamiento, alimentación, transporte o cualquier tipo de herramienta asistencial a los extranjeros y el tema de Venezuela preocupa porque no se está hablando simplemente de cifras; se está hablando de seres humanos, de niños, niñas y adolescentes, de realidades y necesidades, y este es un momento en que se debe trabajar unidos como país por un mismo objetivo. No es momento de evadir responsabilidades, de buscar lavarse las manos y mucho menos de generar xenofobia.

Es necesario buscar la forma de articular esfuerzos, pues al momento de ayudar no se puede diferenciar entre nacionalidades, condiciones migratorias, sexo, raza, creencias religiosas, ni orientaciones políticas; a pesar de las circunstancias actuales de la pandemia, hay que tener en cuenta que se esta hablamos de personas a los que la humanidad nos exige ayudar.


Más Noticias de esta sección

Publicidad