¿Cuál es el beneficio de día sin carro?

Editorial
Tamaño Letra
  • Font Size
Con bombos y platillos la Administración Distrital ha anunciado que el próximo 28 de enero no podrán circular carros particulares desde las 7:30 a.m. hasta las 5 p.m., con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el Día mundial por la reducción del Dióxido de Carbono.
Las preguntas: Cómo se justifica tal medida? Cuál es el grado de contaminación del aire que respiramos? Cuáles son los pros y los contras?
Se tomaron como justificación cifras del 2.018 en cuanto a las estadísticas de los diferentes parques automotores existentes, pero no se dijo cómo se había realizado la respectiva medición, tal vez porque en el Distrito, no existen estaciones de monitoreo de la calidad del aire, prometidas estas por la pasada administración distrital. Por lo tanto, a enero de 2.020, no se puede establecer un comparativo que determinará los objetivos a conseguir. Y mucho menos se podrá medir la eficacia de la decisión, porque no tenemos cómo hacerlo
Ese día circularán prioritariamente 672 buses de servicio público, mayoritariamente con combustible diésel, que además de su vetustez contaminaran más. Cuentan ellos con la revisión tecnomecánica? Y los taxis?; Por qué no se incluyeron las motocicletas, que constituyen el 39% del parque automotor (según el mismo estudio) en tanto que los vehículos livianos son el 32%? Resumiendo no sabremos con certeza el impacto en la reducción del dióxido de carbono, por la no circulación de vehículos particulares el 28 de enero. Lo que sí sabemos es que Santa Marta es una ciudad de fuertes vientos y brisas la mayor parte del año, lo que evita la concentración del CO2, o sea que la decisión del día sin carro, sería inocua en sus efectos para mejorar el ambiente; pero, sí impacta negativamente al comercio en general, que contribuye sagradamente con sus impuestos a las arcas del Distrito, afectando la productividad de la ciudad, aparte de los numerosos padres de familia que no podrán traer a sus hijos del colegio a la casa, obligándolos a tomar taxis. Y si los hijos estudian en colegios distintos?
Aplicar medidas como estas, sin que exista un estudio no tiene sentido. Máxime cuando en Santa Marta es casi imposible que se acumule material particulado que afecte la salud y contamine, al ser su entorno naturalmente despejado y por las fuertes brisas que soplan.
Ya en el año 2.014, el alcalde de la época decretó el 20 de junio como Día sin Carro, basado en la celebración del Día del Medio Ambiente que es el 5 de junio Tampoco pudo medirse la efectividad de la restricción pues entonces y como hoy, seis años después, todavía no hay estaciones de monitoreo de la calidad del aire en la ciudad.
Queremos contribuir al mejoramiento de las condiciones ambientales del planeta. Para ello pensamos que serían más apropiadas las medidas basadas en mediciones y no solo en celebraciones, por ejemplo la preservación de la ronda hidráulica a lo largo de todo el río Manzanares, la reforestación de la Sierra Nevada de Santa Marta, el Corazón del Mundo y las prácticas ambientales adecuadas a nuestro entorno.
Entonces viene la pregunta, ¿cuál es en realidad el beneficio del día sin carro?.

Le prodría interesar: 

Día sin carro se aplaza para el 20 de junio

Distrito aún no conoce cuál fue el nivel de descontaminación en el ‘Día sin Carro’ 

¿Con qué bases se programó el día sin carro?

Más Noticias de esta sección

Publicidad