La historia del tradicional ‘picadito’ que reúne al pasado presente y futuro del fútbol samario

La afición es la gran invitada a este juego, quien año a año se ha divertido apreciando este 'picadito' que une a los futbolistas que hicieron, hacen y harán la historia del balompié samario.

Especiales
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Este juego ya es una tradición entre la comunidad del barrio Pescaíto, amantes del fútbol y hasta turistas que se acercan hasta La Castellana para deleitarse con las jugadas de los mejores jugadores que ha parido esta ciudad.

Por. Pedro Mercado B.
Redacción EL INFORMADOR

Como ya es costumbre, desde hace casi cuatro décadas en la cancha La Castellana del barrio Pescaíto, el ‘templo del fútbol’ de Santa Marta, los amantes de este deporte asisten al tradicional partido de las estrellas el cual reúne el pasado, presente y futuro del fútbol samario; y en el que la afición en medio de anécdotas, cervezas y una charla amena despiden el año de la mejor manera.



Este ‘picadito’ se ha convertido en el homenaje más importante a todos esos jugadores que han dejado el nombre de la ciudad en alto a nivel nacional e internacional, pues cada 31 o 30 de diciembre en la Castellana han jugado personajes de la talla de Carlos ‘El Pibe’ Valderrama, Alfredo Arango (qepd), Alex El ‘Didi’ Valderrama, Radamel García, Osvaldo Calero, Luis Zuleta, Eduardo Retat entre otros muchos. Así como jugadores jóvenes que comienzan a hacer historia como Ricardo Márquez, Roberto Carlos Hinojosa y Ruyery Blanco.

La historia

Y es que esta historia nació en la década de los ochenta cuando un grupo de amigos, entre ellos varios futbolistas charlaban en el popular ‘piso alto’ del barrio Pescaíto y en medio de esa jocosa conversación nació la idea de llevar acabo un partido que enfrentara a hombres que en esa época se encontraban casados con aquellos que aún estaban solteros.

Según su organizador, Rene Henríquez Valderrama, por esos días en el polvoriento terreno de juego de La Castellana se desarrolló ese juego que al final ganó el equipo de los casados.



Esa idea nació de Guatite Gómez quien ya falleció, una camada de futbolista que nos sentábamos en ‘piso alto’ ubicado en la calle 6 con carrera quinta del barrio Pescaíto a charlar; entre ellos Justo Palacios, Osvaldo Calero, y el mismo Pibe Valderrama quien apenas comenzaba su carrera, institucionalizándolo en el barrio como el partido entre solteros y casados. El primer partido que se jugó en La Castellana fue ese, jugábamos los amigos solteros, y los amigos casados, ganando los casados, contó Henríquez Valderrama.

¿Cómo pasó a ser el partido de las estrellas? 

Siguiendo con la historia, luego de este encuentro, el equipo de solteros pidió la revancha dos años después, logrando vencer a los casados; pero el desquite quedó en un segundo plano, al notar la aceptación que este juego tuvo entre la afición futbolera de la ciudad, pues en las gradas no cabía una sola alma, naciendo así la idea de hacer cada fin de año un partido de fútbol que reuniera a los mejores jugadores de la ciudad.  



“Desde allí se inició la idea de jugar el Partido de las Estrellas, pues viendo que el ‘picadito’ era de jugadores profesionales, Elías Enríquez Pardo lo institucionalizó como el Partido de las Estrellas del fútbol samario los 31 de diciembre”.

Ahora se hace los 30 de diciembre

Y es que esa euforia que genera entre la comunidad futbolera de la ciudad este partido hizo que la fecha fuera modificada, pues del 31 paso a hacerse los 30, en gran parte para evitar el exceso consumo de alcohol que se genera en estas fechas tan especiales y también que los jugadores puedan pasar más tiempo con sus familias.

Pasado presente y futuro

Y es que a este juego en el templo del fútbol samario solo han asistido los mejores, aquellos que hicieron historia como: los Valderrama, los Palacios, los Caleros, entre otros, jugadores de historia reciente como Luis Zuleta, Carlos Vilarete, José Herrera, Orlando Fuentes, Luis Fernández, recordados de ese Unión del año 2002; y obviamente jugadores que están marcando la historia como Roberto Hinojosa, Ruyery Blanco, Ricardo Márquez, Gabriel Fuentes, entre otros, baluartes del fútbol samario que están dejando el nombre de la ciudad en alto.



Es así, como pasara los años y la Castellana seguirá recibiendo a los mejores, a los ídolos que marcaron y marcaran la historia del balompié samario.

Anécdotas

En casi cuarenta años de estar realizándose este juego, son muchas las anécdotas que se han podido contar, pero entre las más recodadas por la organización está la vivida en los años 90 cuando ‘El Pibe’ ya gozaba de toda su fama. Aquel 31 de diciembre Carlos descomplicado y sencillo como siempre llegó al juego y una avalancha de seguidores en busca de un autógrafo, invadieron la cancha, retrasando el juego y haciéndose necesario la intervención de la policía. Al final los aficionados entendieron y el picadito se pudo llevar a cabo.


Publicidad