×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 6131

Aracataca vuelve a soñar con el Tren Amarillo

Grandes personalidades estuvieron presentes en el acto inaugural de una obra que se convierte en otro de los atractivos turísticos de la tierra de Gabo.

Especiales
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger
En la galería de arte dispuesta en el sitio se pueden apreciar obras de artistas de la región. Como parte de esa recopilación histórica, varias portadas del periódico EL INFORMADOR, próximo a cumplir 60 años, hacen parte de la exposición abierta al público.




Por muchos años la edificación estuvo olvidada. Sus puertas y ventanas permanecieron cerradas; el tejado desgastado por el paso del tiempo. En esa estructura convivían la historia y el olvido. Ayer en medio de euforia, cultura y recuerdos, fue reinaugurada la Estación del Tren del municipio de Aracataca, con la premisa que el sueño ahora es contar con un ferrocarril de pasajeros.
La historia registra que en el año de 1906 fue cuando se construyó la Estación del Tren, por aquel entonces su estructura era de madera, contaba con dos plantas y su techo era de zinc. La empresa encargada de administrarla era la Santa Marta Railway Company.
101 años después, el 30 de mayo del 2007, el premio Nobel, Gabriel García Márquez regresaba a su pueblo montado en un tren amarillo para conmemorar los 40 años de su obra ‘Cien años de soledad’. En esa ocasión se habló del proyecto de la creación de una ruta turística por vía férrea, del que solo quedaron ilusiones.

El realismo mágico que el Nobel le imprimía a sus libros sigue vivo en su tierra natal.
El realismo mágico que el Nobel le imprimía a sus libros sigue vivo en su tierra natal.

García Márquez en su obra ‘Vivir para contarla’, señalaba que en la ruta “cada río tenía su pueblo y su puente de hierro por donde el tren pasaba dando alaridos, y las muchachas que se bañaban en las aguas heladas saltaban como sábalos a su paso para turbar a los viajeros con sus tetas fugaces”.
Ayer, sin la presencia en persona del creador del realismo mágico, de las mariposas amarillas, pero con el vivo recuerdo de su legado y con una Sierra Nevada de testigo, se desarrolló la ceremonia de estreno de la Estación del Tren de Aracataca.
La recuperación de este escenario histórico para el Departamento y Aracataca se originó gracias a una alianza entre la Administración Municipal, Fundepalma, Banco Bogotá y la empresa Fenoco. La inversión fue de 125 millones de pesos en su primera etapa que fue la restauración, decoración y amoblamiento.
“La Estación del Tren estaba totalmente abandonada. En esta primera parte cuenta con una galería de artes, plazoleta, restaurante y una zona de comidas, mientras que en la segunda fase vamos a fortalecer el tema gastronómico, la agenda cultural con obras de teatro, además de contar con una cafetería, una fábrica de hielo y la creación de unidades productivas”, expresó la directora ejecutiva de Fundepalma, Jenny Salazar.
Agregó que esta es una estrategia de desarrollo social entre la alianza pública y privada con el propósito de recuperar los espacios para la cultura y el turismo en Aracataca y el Magdalena.
“Esperamos que toda la comunidad colombiana y del Magdalena conozca estos espacios, que vengan, los visiten y se vuelvan a enamorar de los Cien años de soledad”, dijo.
Por su parte, el alcalde de Aracataca, Pedro Sánchez Rueda, manifestó que con la reinauguración de la Estación del Tren le está cumpliendo a la comunidad con lo prometido en su plan de desarrollo que tiene como objetivo “revestir de mucha importancia el corredor turístico y cultural del municipio”.
Destacó que esta obra lo pone a soñar junto a los cataqueros con el “Tren Amarillo”, ése, que por muchos años transitó por este municipio trasladando pasajeros.
“Ojalá logremos en estos dos últimos años de periodo algo integral con el tema del tren de pasajeros, esto sería un proyecto fundamental en el desarrollo turístico y cultural que estamos buscando para el municipio”, expresó Sánchez Rueda, quien añadió que con el apoyo de la empresa privada han logrado materializar obras importantes para Aracataca.


En este mismo sentido, el jefe de la oficina de Turismo del Magdalena, Fidel Vargas, también mencionó la importancia que tendría para el Departamento el regreso del tren de pasajeros.
“Todos en este Departamento deseamos que el tren además de mover cargas, mueva pasajeros. La invitación es la Administración Departamental, al Ministerio de Transporte a Fenoco y a los diferentes alcaldes del Magdalena y de gobernadores de otros departamentos como Manizales, Cundinamarca, Santander y Antioquia, para unir esfuerzos y sacar adelante mediante un estudio el proyecto del tren de pasajeros de anexo a la carga, para recuperar eso que se daba por allá en los años 50 y 60”, indicó Vargas.
Ante este planteamiento el presidente de Fenoco, Andrés Soto, señaló: “esos son proyectos que se pueden mirar hacia al futuro, nosotros tenemos acuerdos con otros operadores para poder movilizar carga por diferentes sitios a lo largo del corredor”.
El Presidente de Fenoco, quien también aportó para la recuperación de la Estación del Tren, manifestó que siempre han estado prestos para involucrarse en proyectos que ayuden al desarrollo de los municipios “donde impulsemos el futuro turístico estos, así como lo hemos hecho con Aracataca”.
Con la Estación del Tren, sumado a la Casa del Telegrafista y a la Casa Museo, son ya tres grandes escenarios con los que cuenta Aracataca para darle vida a la obra de Gabo y seguir impulsando su desarrollo turístico y cultural, una gran riqueza que tiene este municipio y de la cual poco a poco se ha dado cuenta motivado a la gran cantidad de turistas que los visitan buscando encontrarse con Remedios la Bella, Aureliano Buendía, entre otros de esos personajes que la pluma del Nobel dejó impregnado en las calles de “Cataca”.
Por Víctor Peñaloza 
Redactor de EL INFORMADOR 

Más Noticias de esta sección

Publicidad