LA DESVERGÜENZA DE UNOS POCOS EN EL PODER

Blogs
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Fastidio, repudio, dolor de patria, asco, siento hoy al ver la doble moral y desfachatez con que los dirigentes de la izquierda criminal se toman el derecho de señalar, criticar y exigir la renuncia a la señora vicepresidente de la República por el caso desafortunado del hermano que pagó una condena por narcotráfico, lo primero en Colombia no existen los delitos por consanguinidad por lo cual no se puede recibir ni siquiera parte de la culpa, o la responsabilidad, estamos en un país cuya forma de gobierno es una Democracia y su principal cimiento es la libertad ciudadana, cada cual es libre de hacer lo que quiera eso si respetando el derecho de los demás, nuestro derecho va, hasta donde empieza el derecho de nuestro prójimo.

Con esta actitud ofensiva, vulgar, irreverente y reprochable nos vuelven a demostrar que no son ciudadanos de bien, que su odio, su resentimiento, su impertinencia, no es otra cosa que la demostración de su frustración política de no haber logrado el poder, mostrar su deseo irrefrenable de desestabilizar las Instituciones, de crear confusión, caos y anarquía.

Esos sujetos como el terrorista Gustavo Petro, Iván Cepeda hijo del terrorista Manuel Cepeda de las FARC, terrorista del ELN Antonio Sanguino, Jorge Robledo líder de la Izquierda violenta, María José Pizarro, hija del terrorista Carlos Pizarro, que unidos con los terroristas de las FARC que hoy se encuentran en el Congreso haciendo parte del poder político de ese movimiento criminal, pero soterradamente alentando las estructuras armadas de las mal llamadas disidencias que realmente son la continuación del brazo armado de la izquierda comunista de Colombia, hoy grupos criminales que operan nuevamente a lo largo y ancho del país.

El proceso de paz fue un engaño al pueblo colombiano, la única intención que se tuvo con el mal llamado proceso de paz, fue la de legalizar los grandes e inimaginables capitales económicos obtenidos a través del crimen y la obtención de poder político, la continuación de la lucha armada en todo el territorio nacional, el reconocimiento y apoyo de unos cuantos estados de la comunidad internacional como grupo no terrorista, lo cual lograron a expensas del engaño y la traición a la buena voluntad de un pueblo.

La sociedad colombiana debe concientizarse de que lo que digan y hagan estos criminales, no tiene sino un solo objetivo, torpedear la Democracia para establecer con su poder político, terrorista, económico y apoyo internacional, un nuevo régimen dictatorial muy igual al establecido en Cuba, Venezuela, Nicaragua que son los tres países que apoyados por el comunismo internacional, son los encargados directamente de minar la confianza y la paciencia de los colombianos hasta lograr que Colombia, sea otro satélite más del orden comunista internacional.

Estos personajes siniestros son tan predecibles que son los encargados de ordenar las manifestaciones, formar grupos de sabotaje y de vándalos, tal vez lo peor: se atreven a mostrar su doble moral criticando a una señora familiar de un hombre que cayó en la desgracia del narcotráfico, mi pregunta a la sociedad colombiana ¿por qué no renuncian ellos que han cometido toda clase de delitos contra los derechos humanos, de lesa humanidad e incluyendo el delito por el cual hoy exigen la renuncia de la vicepresidenta…. El narcotráfico? COLOMBIANOS…...NO CAIGAN EN LA INGENUIDAD CONOCIENDO ESTA CLASE DE CRIMINALES.


Escrito por:
Autor: Alberto Rojas Jaimes

Últimos artículos de este autor:

Más Blogs

Publicidad