El derecho a la doble instancia y la inseguridad jurídica que implica el caso de Andrés Felipe Arias.

Blogs
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger

Escrito por:

Raúl Gual Diazgranados

Raúl Gual Diazgranados

Columna: Opinión

e-mail:  raulgual@hotmail.com


El proceso del condenado exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, quien se ha ufanado en Colombia y Estados Unidos por manifestar que se le han violado derechos fundamentales al debido proceso y doble instancia, estaría por generar la crisis mas grande de la justicia colombiana en los últimos tiempos.

El señor Arias que en juicio y con todas las garantías de Ley no logro demostrar su inocencia, pretende a través de una decisión de la Corte Constitucional, que le sea aplicado en su favor el principio de la doble instancia, el cual busca en términos procesales, que toda decisión judicial sea revisada por otro funcionario de igual o superior jerarquía al que profirió la sentencia.

Lo anterior de ser avalado por la Corte Constitucional al decidir una acción de tutela, reviviría todos los fallos de los aforados que ha dictado la Corte Suprema de Justicia en única Instancia, para que los mismos sean recurridos, quebrantando de manera grave la seguridad jurídica que se pregona en un Estado Social de Derecho.

El condenado Exministro quien a su vez fue prófugo de la Justicia, debe tener en cuenta que cuando asumió el cargo en el cual cometió las conductas punibles por las cuales fue condenado, conocía de manera clara y precisa quien era su Juez natural y las consecuencias de ello, es decir, previamente estaban claras las formas propias de su eventual juicio, reglas que no pueden ser alteradas por una sentencia contraria a sus intereses lo cual de ser así, nos adentraría en las ordalías propias del oscurantismo medieval.

Todos los funcionarios Públicos y en particular el Exministro de Agricultura al momento de tomar posesión en su cargo prometió cumplir la Constitución y la Ley, por eso permitir cambiar las reglas de juego por parte del señor Arias, quien a su vez ha tenido una permanente actitud de generar lastima ante la opinión pública, es sumir al país en una desgracia judicial tan grave que nos conllevaría a la indeseada impunidad.

Aunado a lo anterior, resulta importante resaltar que no existe mayor garantía en Colombia que ser juzgado por la Corte Suprema de Justicia, tribunal supremo que en teoría está compuesto por los mejores jueces del país, ello en palabras de Francesco Carnelutti se resumiría así: “Es bastante más preferible para un pueblo tener malas leyes con buenos jueces, que malos jueces con buenas leyes”. De hecho, preocupa que se intente utilizar el poder político y las instituciones del Estado al antojo de un ciudadano condenado, por eso mi llamado especial a los 9 Magistrados de la Corte Constitucional, para que asuman con gran responsabilidad la decisión que tienen en frente.

La justicia no aguanta revivir procesos, menos en épocas de crisis como la que atravesamos en la actualidad, el señor Arias debe como colombiano dar el ejemplo que como servidor público jamás nos enseñó, dado que la constante en su actuar ha sido la burla de las autoridades a su antojo. Pero como eso muy pocos lo analizan, debe sin titubeos cumplir con la sentencia que se le ha impuesto, ya que la misma ha hecho tránsito a cosa juzgada.

Por último, consideró que el tantas veces mencionado Andrés Felipe, está en la obligación de mostrar un poco de solidaridad ante su país, ese mismo país al que en su oportunidad no le importo desangrar a consecuencia del programa de AIS y que ahora muchos años después nos tiene al borde de la inseguridad jurídica y del colapso judicial, porque si las cosas vienen como suenan, tendremos que revisar todos los fallos judiciales de los aforados que en su momento se tramitaron en única instancia ante las Altas Cortes.

Pd. Al Gobernador Carlos Caicedo se le ha perdido la minita que tenia planeada con el Hospital Julio Méndez Barreneche, ya es costumbre verlo involucrado en distintos espectáculos de quinta categoría, en donde busca las cámaras para demostrar su gallardía e increpar funcionarios públicos y particulares, debería asumir su rol sin tantos showsitos mediáticos. Si usted quiere recuperar en realidad el Hospital, la Supersalud le esta brindando una oportunidad de lujo. No se acompleje animo y no se quite el tapaboca en público hay que dar ejemplo.


Escrito por:
Autor: Raúl Gual Diazgranados

Últimos artículos de este autor:
Publicidad