Hoy cuando la crisis de salud pública que estamos afrontando
Le pone freno de mano a nuestro ritmo acelerado
Es tiempo de recapacitar y poner en primer lugar
Las cosas importantes que habíamos relegado.

Es tiempo de pensar en la bondad, en compartir tiempo en familia,

En esas cosas sencillas

Que por nuestro estilo de vida fuimos olvidando.

Todo sucede para algo,

Esta pandemia desnuda nuestra vulnerabilidad.
El virus no distingue estrato, ni clase social,

Todos sentimos miedo,
El mundo entero siente miedo,

Esta sociedad ultra informada a cada instante nos permite

Enterarnos de tal hecho.
Esta crisis nos dejará una gran lección.

En estos momentos aunque no podemos unirnos con abrazos

Y tampoco tomándonos de las manos,
Si podemos unirnos de corazón.
Cuidándome yo,

Cuido también a los demás colombianos.
En estos días hemos caído en la cuenta
Que podemos vivir con lo básico
Y aunque hay un poco de pánico

Con la fe en el Padre divino y acatando las recomendaciones que nos

han sugerido

Sé que de esta crisis saldremos fortalecidos
Y pensando como hermanos.

Hace cuánto tiempo no desayunabas sin desespero?
Hace cuanto no arreglabas el ropero?

Hace cuánto tiempo no cenabas y veías en familia el noticiero?
Hace cuánto tiempo no ordenabas el cuarto de san alejo?
Y hace cuanto no le decías a los tuyos cuanto los amas?.

Es tiempo para dejar la actitud robótica
Y poner en práctica aquellas cosas
Que nos hacen más humanos.

En estos momentos aunque no podemos unirnos con abrazos

Y tampoco tomándonos de las manos,
Si podemos unirnos de corazón.
Cuidándome yo,

Cuido también a los demás colombianos.

De camino a casa
La luna me mira con desconfianza
Porque sabe que mi mente no descansa
Y es en la noche cuando más trabaja.

Cierro la ventana,
Cierro las persianas
Y aun así sigue mirando
Por una hendija mi alma.
Una revolución de letras,
Frases y recetas
Da una y mil vueltas en mi cabeza.
Mi cuerpo está en la cama
Pero mi imaginación, quien sabe dónde anda,

Estrenando las alas

Que la poesía le ha obsequiado esta vez.

Casi a las seis comienza a rondar a mi olfato

El aroma a café,

Lo entretengo con jabón y champú,
Mientras se hacen las ocho

Y le retiran el seguro a las puertas de cristal.
Es entonces cuando se unen cielo y mar

Y empieza a navegar el barco de papel en el mar de café

Que no deja envejecer el sueño
Y aquello que era pequeño
Ahora empieza a crecer.
Termina mi primera taza de café
Empiezo a conversar con el señor José,

Que es otra de las cosas que le agradezco a Dios y a la vida.

El señor José es un amigo que encontré
En el oasis de la dieciséis con quinta.
Cuando converso con él
Recuerdo a Papá y de cierta forma
Siento que de uno en uno
Voy descontando los cafés
Que nos quedaron pendientes.
Se marcha el señor José

Y el aroma a café se apodera de mi olfato y mi mente.

Pido la segunda taza
Y es cuando el barco se afianza
Y navega entre recuerdos y sueños.
Se interna alma adentro
Y al acariciar mi sensibilidad
Me hace estremecer.
Cuando está a punto de escapar
Un suspiro por el conducto lagrimal,
Recuerdo que DIOS me dijo,

Que me había regalado este DON
No para llorar de tristeza,
Sino para llorar de felicidad.

No es la gabardina
La que el frio domina
Es tu calor interior
Lo que lo hace perder el control
Y decide irse mejor
Que terminar perdiendo la partida.

Hasta el frio se retira
Ante el poder de un alma decidida
A dar de sí lo mejor
Sin pensar en lo que suceda
En tiempo posterior,
Solo pensando en el hoy.

No es el oro el que brilla
Es el brillo del sol
El que en él se refleja,
El brillo del oro es una quimera
Que se esfuma a la primera decepción.

No es el semáforo el que te da paso
En medio de la penumbra
Es la luz de la luciérnaga

La que te da licencia
Para que busques en tu esencia
El brillo eterno del sol.

El oro se funde
El brillo del sol se eterniza.
Para donde vas con tanta prisa?
Detente un momento y piensa mejor.
El brillo no es del oro
El brillo es del sol
El oro es un impostor
Que te roba la energía.

Hasta el frio se retira
Ante el poder de un alma decidida
A dar de sí lo mejor
Sin pensar en lo que suceda
En tiempo posterior,
Solo pensando en el hoy.

La música se escuchaba fuerte y clara
Mientras buscaba tu mirada en el centro del salón
Al tiempo que interpretaba el mensaje del compositor,
Que es uno de esos bellos relatos que llegan al alma.
Tú estabas entretenida conversando con una amiga,

De tu vida y de su vida

Siento que mi vida, desespera mientras te mira,

Y el tiempo la intimida
Por qué no quiere dejarte ir.

La noche avanza y es una amenaza
Cada segundo que pasa frente a mí.
El compositor en su mensaje
Dice que no existe mejor opción,
Que dedicar una canción
Cuando lo que se siente
No se puede expresar con palabras.
Al poco tiempo el Dj anunciaba
Que la canción la dedicaba
El hombre con mirada nostálgica,
A su amor que regresó.

El mensaje ella perfectamente lo entendió
De su amiga se despidió y me encontró con la mirada
Me decía mientras conmigo bailaba
Que el motivo de su llegada
Era recuperar aquel viejo amor
Que a pesar del tiempo nunca murió
Y con frecuencia lo recordaba
No necesité pronunciar palabra
Todo lo hizo la canción.

Despierto y escucho el canto del colibrí,

Las flores en el jardín hacen fila para acariciar tus manos.

El césped verde y recién cortado
Su fragancia empieza a emitir.
Te espero con el café en la mano
Pronto has de salir.

Tus ojos me hacen sentir
Amado y feliz,
Con solo mirarlos.
Es tu amor para mí
Como lluvia de abril,
Como sol de verano.

Mis días junto a ti
Eran para mí
Un sueño anhelado.
Te miro sonreír,
Te beso sin fin,
Sueño realizado.
Los pájaros, el jardín,
El informador que ha de venir

Con buenas nuevas
Para magdalenenses y samarios.

Tus ojos me hacen sentir
Amado y feliz,
Con solo mirarlos.
Es tu amor para mí
Como lluvia de abril,
Como sol de verano.

Me emociono al leer
En la primera pagina
De mi periódico amado:

El primer libro de José Tercero Jaraba De La Cruz,

El poeta magdalenense,
Ha sido publicado
Y ha sido tanta su acogida;
Que a las principales ferias del libro,
A festivales internacionales,
A conversatorios y entrevistas,
Ha sido invitado.

Tus ojos me hacen sentir
Amado y feliz,

Con solo mirarlos.
Es tu amor para mí
Como lluvia de abril,
Como sol de verano.

Quisiste olvidar y no pudiste encontrar el olvido

Los recuerdos de par en par
Comenzaron a llegar
La sorpresa te quiso matar
Empezaste a desesperar
Llanto herido,
Pecho dolido,

Tus lágrimas alcanzaban para llenar el mar.

No es fácil borrar
Porque se te antoja y ya!
Todo lo vivido

Tantos momentos compartidos,
Leña para el fuego,
Vuelo al idilio.

Después de haber quitado y cortado
Las piedras y los espinos del camino,
No es justo que te hayas ido.

Cuando las caricias están impregnadas de amor y cariño
No se pueden arrancar fácilmente de la piel

Pueden pasar años, pueden pasar siglos

Pero siempre que te encuentres con mi recuerdo en tu camino

Tomarán vida y parecerán arder.

Hoy te pones bien bonita
Para que me recibas la visita
Porque voy decidido
A conquistar tu amor.
Ya se escucha el rumor
Me trae buenas noticias
Y le da la bienvenida
A tu noble corazón.
Pon agua en el jarrón
Porque te llevo las flores más bonitas

Hoy en la mañanita
El jardinero me las recomendó.

Si tú me das tu amor
Le darás luz a mi vida.
No seré más el ruiseñor
Que su situación no formaliza
Y va donde lo lleve la brisa
Volando de flor en flor.

Hoy quiero gritarle al mundo
Que te amo

Siento que se me escapa la felicidad

Cuando callo,

Y mil palabras se quedan sin decir.
No sé por qué esa costumbre
De ser reservado
Si el amor debería ser gritado
Para todo aquel que lo quiera oír.
Que se vayan preparando en mi barrio
Que los gritos de este loco enamorado

No los dejará dormir.

Si tú me das tu amor
Le darás luz a mi vida.
No seré más el ruiseñor
Que su situación no formaliza
Y va donde lo lleve la brisa
Volando de flor en flor.

Pierdo cuando callo y leo el movimiento de tus labios

Labios frescos y lozanos
Que son para mi alma
Como lluvia de verano.
Pierdo ante tus encantos,
Me siento vulnerable y entregado.
Callo a pesar que me encantas y te amo
Pero ante las circunstancias

Es preciso mantener los “te quiero” atrincherados.

Pierdo cuando escucho las palabras que salen de tus labios

Son como el truco con el que el mago
Mantiene al público hipnotizado,
Son tus palabras el azúcar
Para mis momentos amargos.
Pierdo ante tus encantos,
Me siento vulnerable y entregado.
Callo a pesar que me encantas y te amo
Pero ante las circunstancias

Es preciso mantener los “te quiero” atrincherados.

Arrástrame hasta donde tus besos me quieran llevar

Si naufrago, no importa

Estoy preparado para enfrentar la soledad.
Sedúceme hasta robarme la tranquilidad
Cuando el mar pierde la calma
Es cuando sale de su alma
Olas de forma y tamaño sin igual.

Roba mi tiempo
No importa que después

El recuerdo de tus besos me quiera matar.

Para sanarse hay tiempo
Lo que ahora quiero

Es que tu cuerpo y mi cuerpo sean complemento

Como arena y viento
Como sol y mar.

Rompe mis límites

Limpia las telarañas que hay en mi alma,
Rompe las cadenas que la mantienen atada a la tierra
Y no le permiten que vuele en libertad.

Átame a ti

Que aunque después me sueltes
Habré tenido la suerte
De amarte hasta perderme
En el encanto de tu frenesí.

La vida es así
Hay que emprender la partida
Y aunque te pierdas y no haya faro a la vista
Después que tu cuerpo y tú alma resistan
En una mañana soleada
En la arena de la playa
Con letras gigantes y doradas

Riéndote a carcajadas escribirás “SOY FELIZ”.