La autonomía es la clave del éxito

Durante el proceso de aprendizaje en la universidad los estudiantes tienen acceso a tutorías con los docentes, monitorías o apoyo académico a través de Bienestar Universitario.

Aula Universitaria
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El paso por la universidad debe convertir a los jóvenes en personas transformadoras de la sociedad, que ayuden al progreso de un país desde su aporte como futuro profesional.

El paso del bachillerato a la Universidad trae consigo un sinnúmero de cambios en ese marco general en el que se venían desempeñando los estudiantes, desde los horarios, la forma de evaluación, los cortes académicos, la búsqueda de información, etc.; es por ello que las universidades buscan generar un puente entre la educación media y la superior durante el primer semestre, que podría entenderse como un periodo de transición o de entrenamiento.

Los estudiantes ‘primíparos’, como son llamados coloquialmente, entran a fortalecer ámbitos como la lectura, las matemáticas y a establecer unos métodos de estudio donde se consolide la autonomía en el aprendizaje a través de la curiosidad, la responsabilidad y disciplina como estudiante.

Yenny Blanco Buitrago, magíster en Educación quien se desempeña como Coordinadora del Área de Humanidades en la Escuela de Negocios y Marketing de la Universidad Sergio Arboleda, señala algunos aspectos importantes que deben tener en cuenta los estudiantes que ingresan a la educación superior, en cuanto a su aprendizaje.
Yenny Blanco Buitrago Magíster en Educación Coordinadora - Área de Humanidades  Escuela de Negocios y Marketing de la Universidad Sergio Arboleda Docente  de la Universidad  del Magdalena.
Yenny Blanco Buitrago Magíster en Educación Coordinadora - Área de Humanidades Escuela de Negocios y Marketing de la Universidad Sergio Arboleda Docente de la Universidad del Magdalena.

Una de las principales novedades es el enfoque de la enseñanza, orientado hacia la reflexión y la autonomía; es decir, se espera del estudiante que sea más reflexivo. “En las clases se establece la pregunta como un punto de partida, donde el estudiante ya no tiene que repetir lo que profesor dice, sino que debe construir sus propios significados”, afirma Blanco Buitrago, quien también es docente de la Universidad del Magdalena.

La autonomía es quizás el componente que va a asegurar el éxito del joven universitario; para ello es el estudiante quien debe buscar la información, ya sea en la biblioteca a través de libros, revistas o publicaciones, búsqueda en internet, búsqueda en bases de datos; de forma que no llegue a clases en cero sino con un aprendizaje previo que le permita abordar el tema.

Los créditos académicos

El estudiante universitario debe tener unos tiempos establecidos para su aprendizaje, debido a que éste no es solo durante la clase sino por fuera de ella, teniendo en cuenta el sistema de créditos con el que se matriculan en la universidad; por ejemplo, para una asignatura de dos créditos, el estudiante debe disponer cuatro horas semanales de trabajo autónomo adicional a las dos horas de clase; normalmente en primer semestre se matriculan en total de 15 a 18 créditos.
Revisar lo que ha aprendido

Durante la primera semana de clases, los estudiantes recibirán el syllabus, programador o microdiseño de cada asignatura, en el cual deberán revisar los temas y cuáles son las competencias que deben adquirir a lo largo del semestre.

A partir del microdiseño el estudiante puede realizar una autoevaluación del aprendizaje en las diferentes etapas del periodo académico y en caso de no obtener los logros o tener dificultades en el aprendizaje, es pertinente buscar ayuda con el docente en los espacios de tutorías, consultar a monitores o al área de apoyo académico en bienestar universitario.

La biblioteca es uno de los principales lugares de estudio para las estudiantes.

El aprendizaje en la virtualidad actual

La docente Yenny Blanco señala para Aula Universitaria, que durante esta contingencia en la que la educación es de vía remota, los estudiantes deben ser más responsables y más organizados. La participación en clase ahora es fundamental, al participar en clases está aprendiendo de manera activa y permite al docente medir el aprendizaje de los estudiantes.

“Es necesario que el estudiante sea más autónomo de lo que esperábamos que fuera en lo presencial, porque prácticamente está solo, sin el docente, sin los compañeros, sin los espacios del campus universitario”, señala.

La familia, clave en la educación remota

Esa autonomía y organización del estudiante en medio de esta contingencia depende también de su familia y/o quienes conviven con los jóvenes, debido a que es el componente que está causando interferencia en el aprendizaje. Las familias también deben asumir la virtualidad y reconocer que se trata de un estudiante universitario en casa. Deben permitir que ese joven tenga un espacio donde pueda aprender, escuchar a sus compañeros y tomar apuntes en un entorno adecuado donde no haya gritos o ruido excesivo, de esto dependerá que el aprendizaje sea óptimo.

Tips para aprender de forma adecuada en primer semestre


1 Conocer los microdiseños de cada asignatura para revisar las competencias que se deben adquirir en cada corte o seguimiento.

2 Organizar el tiempo de aprendizaje destinando el doble del tiempo de clase para trabajo autónomo en cada asignatura.

3 Buscar y organizar la información de forma autónoma, llevando al aula de clase unos conceptos previos de las temáticas.

4 Revisar lo aprendido periódicamente y contrastarlo con las competencias que deberían adquirirse en cada materia.