Un año después de la acción terrorista en el corazón de la Policía

A las 9:30 del 17 de enero de 2019, una camioneta Nissan Patrol gris de placas LAF-565 del año 1993, conducida por José Aldemar Rojas Rodríguez, explotó en el interior de la Escuela de cadetes ‘General Santander.

Judiciales - Nacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Fiscalía acusará a cúpula del Eln por atentado. Procuraduría abren investigación contra dos generales.

Hoy, cuando se conmemora un año de una de las acciones terroristas más repudiado en el país, llega a la memoria de los colombianos el episodio vivido pasadas las 9:15 de mañana del 17 de enero de 2019 cuando la explosión de una camioneta cargada de 80 kilos de pentolita dentro de las instalaciones la Escuela de Cadetes de Policía ‘General Santander’ de cobró la vida de 22 cadetes, del conductor del automotor y dejó 87 heridos.
El atentado que se lo atribuyó la guerrilla del Ejército Nacional de Liberación, Eln, ha dejado hasta el momento varias personas capturadas, investigaciones a oficiales y la petición de extradición por parte del gobierno colombiano al de Cuba de la cúpula de ese grupo subversivo, directo responsable, entre otros.

 Personal de Criminalística de Policía y Fiscalía fue el encargado del levantamiento de los cadáveres.

El atentado
A las 9:30 del 17 de enero de 2019, una camioneta Nissan Patrol gris de placas LAF-565 del año 1993, conducida por José Aldemar Rojas Rodríguez, se presentó en el ingreso por la Autopista Sur de la Escuela de Cadetes General Santander.
Mientras se efectuaba el registro al vehículo para permitir su ingreso, el conductor reaccionó acelerando violentamente el vehículo al interior de la escuela, arrollando a un miembro de la guardia. Ante la huida, los miembros de la guardia siguieron el carro hasta los alojamientos del personal femenino donde chocó, haciendo detonar su carga explosiva.
La explosión afectó a varios cadetes que se encontraban al interior de la escuela, cumpliendo con sus actividades académicas dentro de su formación como oficiales. Se presume que el objetivo de la camioneta era llegar al patio de armas, lugar donde se realizaba una ceremonia de distinción a cadetes antiguos a un personal de Cadetes.
Se supo que, el vehículo estalló al chocar contra el edificio de la escuela. "Fue un carro bomba que desafortunadamente superó los puestos de control de seguridad", dijo a su momento la vicepresidenta del gobierno, Marta Lucía Ramírez.
La Escuela de Policía Francisco de Paula de Santander, ubicada en el sur de Bogotá, es una institución dedicada a la formación de oficiales.

 Los afectados por el atentado fueron en su mayoría alumnos de la escuela, entre los que estaban dos estudiantes ecuatorianas y dos estudiantes panameños.

Autoría de atentado
El autor material del hecho fue José Aldemar Rojas Rodríguez, nacido el 13 de mayo de 1962 en Puerto Boyacá, quien ya tenía una amputación de su mano derecha. El implicado residía en la vereda Boja de Cubará, norte de Boyacá.
Hasta el 21 de enero de 2019, ningún grupo armado ilegal se había atribuido la autoría del atentado, sin embargo el gobierno colombiano, a través del Ministro de Defensa, acusó al Eln de haberlo perpetrado.
En horas de la noche del viernes 18 de enero, el presidente, Iván Duque, dio oficialmente por finalizado el proceso de paz con la guerrilla del Eln y ordenó la captura inmediata de todos sus cabecillas, incluyendo los miembros de la mesa negociadora, como respuesta al atentado.
El 21 de enero, el Eln emite un comunicado adjudicándose la responsabilidad por el ataque en una misiva en la que argumenta que el motivo del atentado fue una respuesta a las acciones militares realizadas por el gobierno contra el ese grupo subversivo cuando este había declarado un cese al fuego temporal durante la época de fin de año, lo que le permitió ganar posiciones militares en sus territorios de influencia, así como un ataque que el estado habría realizado, presuntamente, contra un campamento insurgente el 25 de diciembre de 2018.
También esgrime que la Escuela de Cadetes de Policía, es una instalación militar y un centro de formación para combatir insurgentes por lo que el ataque, a su juicio, es lícito dentro del derecho de guerra.

 El gobierno colombiano, a través del Ministro de Defensa, acusó a su momento al Eln de haberlo perpetrado la acción terrorista en contra de la Escuela de Policía.

Procuraduría abre investigación contra dos generales
Según la Procuraduría General, el mayor general Carlos Enrique Rodríguez González y la brigadier general Juliette Giomar Kure Parra no habrían tomado las medidas de seguridad necesarias para prevenir el acto terrorista de hace un año.
La Procuraduría General de la Nación abrió investigación disciplinaria en contra de dos oficiales de la Policía Nacional por el atentado contra la Escuela de Cadetes ‘General Santander’.
Esta recae en el mayor general Carlos Enrique Rodríguez González, quien era el encargado de la dirección Nacional de Escuelas, y a la brigadier general Juliette Giomar Kure Parra, directora en ese entonces de la ‘General Santander’.
Con esta se busca determinar si los antes relacionados tomaron o no las medidas de seguridad necesarias en las instalaciones para salvaguardar la integridad del personal.



Las víctimas
Luis Alfonso Mosquera Murillo.
Óscar Javier Saavedra Camacho.
Jonathan Efraín Suescún García.
Juan Felipe Majarré Contreras.
Juan Diego Ayala Anzola.
Juan David Rodas Agudelo.
Diego Alejandro Pérez Alarcón.
Jonatan Ainer León Torres.
Anan Paul Ayona Barreto.
Diego Alejandro Molina Peláez.
Carlos Daniel Campaña Huertas.
Diego Fernando Martínez Gálvis.
Juan Esteban Marulanda Orozco.
César Alberto Ojeda Gómez.
Cristian Fabián González Portillo.
Fernando Alonso Iriarte Agresor.
Erika Sofia Chico Vallejo.
Cristian Camilo Maquilón Martínez.
Steven Ronaldo Prada Reaño.
Iván René Muñoz Parra.
Andrés Felipe Carvajal Moreno -fallecido 8 días después en el Hospital el Tunal.
Andrés Fuentes Yepes, muere el 8 de febrero de 2019.



Acusarán a cúpula del Eln por atentado
La Fiscalía imputará cargos a cuatro integrantes del Comando Central, Coce, de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional, Eln, entre ellos a su máximo jefe, Nicolás Rodríguez Bautista, alias ‘Gabino’, por el atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía de Bogotá.
La imputación se realizará el próximo 28 de febrero por los delitos de homicidio en persona protegida, tentativa de homicidio en persona protegida, actos de terrorismo y destrucción de institución educativa.
También serán acusados Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán’; Eliécer Herlinton Chamorro Acosta, alias ‘Antonio García’, Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias ‘Pablito’, Luz Amanda Pallares, alias ‘Silvana Guerrero’; Juan de Dios Lizarazo Astroza, alias ‘Alirio Sepúlveda’ o ‘David Piñata’, y María Consuelo Tapias.
En esa diligencia de acusación "una fiscal de la Dirección Especializada contra el Crimen Organizado solicitará al juez de control de garantías que los investigados sean procesados ausencia".
Igualmente, la Fiscalía logró la expedición de las respectivas órdenes de captura internacionales y solicitó formalmente la extradición de los jefes guerrilleros que se encuentran fuera del país.
"Hasta el momento han sido capturadas y procesadas tres personas que tendrían diferentes niveles de participación en la planeación de la acción terrorista", puntualiza la Fiscalía.

Más Noticias de esta sección

Publicidad