Rescata a dos secuestrados en Zona Bananera, Magdalena

Manuel Guillermo Bustos Becerra y Robinson Alfonso Ayala Fonseca, fueron rescatados por tropas del Ejército Nacional y personal de la Fiscalía en el municipio Zona Bananera.

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Informaciones entregadas por las autoridades militares señalan que los responsables exigían a sus familiares el pago de 30 millones de pesos por su libertad.

 

Manuel Guillermo Bustos Becerra y Robinson Alfonso Ayala Fonseca, fueron las dos personas que al parecer fueron secuestradas y rescatadas a través de un operativo desarrollado de manera conjunta entre Gaula Militar Magdalena, Batallón de Alta Montaña No. 6 con el apoyo del CTI de la Fiscalía General de la Nación en el municipio Zona Bananera, Magdalena.

La acción oficial tuvo incidencias en área rural de la vereda

Puente Aguja hasta donde las víctimas habrían sido citadas con engaños para un supuesto alquilar equipos de maquinaria pesada.

En declaraciones entregadas por el Brigadier General Gerardo Melo Barrera, comandante de la Primera División del Ejército Nacional señaló que, las tropas lograron reaccionar de manera oportuna luego de recibir a una llamada en la línea gratuita nacional 147 donde alertaban de la situación.

“Los señores Manuel Guillermo Bustos Becerra y Robinson Alfonso Ayala Fonseca habían sido citados por delincuentes para supuestamente alquilar maquinaria pesada que manejaban, lo que finalmente terminó en un secuestro con la exigencia de treinta millones de pesos para su liberación”, indicó el general Melo.

Así mismo señaló que, ante esta situación se pusieron en marcha los trabajos de inteligencia que lograron interceptar el vehículo en una vía terciaría del sitio antes reseñado.

Se supo que los responsables de la acción delincuencial al notar la presencia del Ejército Nacional, se enfrentaron a tiros y posteriormente huyeron del lugar dejando abandonadas a las dos personas, quienes posteriormente recibieron atención por parte de los enfermeros de combate, quienes los trasladaron a un centro médico en Santa Marta donde se les realizaron los protocolos para verificar su estado de salud y posteriormente reencontrarse con sus familias.




Publicidad