Autodefensa los Conquistadores asume asesinato de Alejandro Llinás y niega que era un líder social

Alejandro Llinás

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El poblador de la vereda Calabazo que fue asesinado en días pasados fue ejecutado por ser un presunto abusador sexual de las niñas de la población.

En un comunicado enviado a la opinión pública fechado el día domingo, el grupo armado ‘Atuodefensa conquistadores de la Sierra Nevada’ manifestó que el señor Alejandro Llinás Suárez, asesinado el pasado 24 de abril en la vereda Calabazo, en la Troncal de Oriente no ejercía el caro de líder social.

Según la información enviada por el grupo armado, “no tiene nada en contra de los líderes sociales y políticos, por el contrario, velamos por la seguridad y bienestar de la población civil”.
Dicen que los motivos fueron muy distintos a los publicados en los medios de comunicación y explicaron que el motivo por el cual se “autorizó esta baja” fue el resultado, según explican, de ocho meses de investigación que habrían comprobado que Llinás Suárez presuntamente abusaba sexualmente de niñas residentes en la vereda Calabazo.

Argumenta la misiva que esta información puede ser corroborada con la misma comunidad quienes les habían hecho llegar el caso ante su organización.
También manifiestan que la misma comunidad del sector veredal no lo consideraba un líder social y que por el contrario venía generando problemas con los pobladores.
El comunicado cierra reiterando el bien para los líderes sociales y políticos, que no están en contra de las autoridades y que no practican el secuestro o la extorsión u otras mecanismos de terrorismo en a población.

Habían ofrecido recompensa

Por orden del gobernador Carlos Caicedo, se ordenó una recompensa de 50 millones pesos para la información sobre la autoría del hecho, ya que lo consideraba como un líder social del sector, además de ser un militante de movimiento Colombia Huamana.

El pasado 25 de abril, Carlos Caicedo manifestó a la opinión pública: “El gobernador del Magdalena manifiesta su enérgico rechazo y condena a este nuevo asesinato de un líder social en el departamento. Hechos como este ofenden la conciencia humana, no deben repetirse y merecen la intervención de organismos intergubernamentales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, del Relator de Naciones Unidas para Defensores de Derechos Humanos”.