Asesinan de un tiro en la cabeza a un comerciante en Santa Ana

Hernando Delgado Caballero, asesinado de un tiro

Judiciales - Local
Tamaño Letra
  • Font Size
Familiares recogieron el cadáver y se lo llevaron para su casa evitando que fuera adelantada la diligencia de levantamiento por parte de las autoridades.

Un hombre dedicado al comercio de mercancías varias fue asesinado de un impacto de bala propinado por dos desconocidos quienes se movilizaban en una motocicleta, reportaron las autoridades.
“Se tuvo la información sobre el crimen de una persona por lo que movilizamos nuestras unidades las cuales se pusieron al frente de las respectivas informaciones”, dijo una fuente informativa allegada a la estación de Policía local.

La víctima
Informaciones suministradas por las autoridades dan cuenta que este fue reportado como Hernando Delgado Caballero, de 47 años, residente en el corregimiento San Fernando, jurisdicción del municipio Santa Ana, zona ribereña del Magdalena.
Varios de sus allegados coincidieron en decir que este había salido de su casa bien temprano a trabajar y que desconocían de amenazas en su contra.

Los hechos
Datos entregados por el comando de la Policía del Magdalena con sede en Santa Marta señalan que, la víctima en hora de la tarde de este viernes se hallaba en la finca de un amigo de donde salió con destino a su casa en el corregimiento de San Fernando.

El comando policial departamental inició las investigaciones correspondientes para dar con la identidad y paradero de los responsables, además de establecer los móviles de la acción criminal.
Se supo que, cuando iba a mitad de camino fue interceptado por dos hombres quienes se movilizaban en una motocicleta cuyo parrillero sin decir palabra alguna le propinó un impacto de bala en la cabeza que acabó con su vida de forma instantánea.

Llevaron el cadáver a su casa
Hasta el lugar de los hechos llegaron sus familiares quienes recogieron el cuerpo sin vida y lo llevaron hasta su casa oponiéndose a que el personal de la Policía se encargara de la diligencia de inspección al cadáver.
“Al sitio hizo presencia el personal para la diligencia correspondiente pero los familiares de la víctima contaminaron la escena del crimen, por lo que se perdieron elementos importantes en los que se podían enfilar las investigaciones”, dijo uno de los investigadores.

Más Noticias de esta sección

Publicidad