Estados Unidos ejecuta al último preso a nivel federal del mandato de Trump

Dustin Higgs.

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


No hay más ejecuciones previstas a nivel federal hasta el próximo miércoles.

Washington, (EFE).- Estados Unidos ejecutó este sábado a Dustin Higgs, el último preso del corredor de la muerte federal que recibirá la inyección letal bajo el mandato del presidente Donald Trump, cuatro días antes de la llegada al poder de Joe Biden, quien ha prometido abolir ese tipo de sentencia.

Higgs fue el decimotercer preso ejecutado a nivel federal en un plazo de seis meses, desde que el Gobierno de Trump reanudara en julio de 2020 las ejecuciones de los reos que estaban en el corredor de la muerte federal.

Ejecutado de madrugada en Terre Haute (Indiana) por el secuestro y asesinato de tres mujeres en 1996, Higgs fue el tercer preso del corredor de la muerte federal que recibe la inyección letal en lo que va de 2021.

Además, las diez ejecuciones completadas a nivel federal en 2020 convirtieron ese año en el que más sentencias federales de pena de muerte se han llevado a cabo en 125 años, desde 1896, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte (DPIC, por sus siglas en inglés).

No hay más ejecuciones previstas a nivel federal hasta el próximo miércoles, cuando Biden llegará al poder bajo una fuerte presión de su partido y de grupos contrarios a la pena de muerte para acabar con esa práctica, algo para lo que un grupo de legisladores demócratas presentaron esta semana un proyecto de ley.

EL CASO DE HIGGS

Los abogados de Higgs, el último ejecutado de la Presidencia de Trump, intentaron aplazar la aplicación de su sentencia debido a que el preso había contraído covid-19, pero el Tribunal Supremo permitió finalmente que saliera adelante.

Higgs defendió hasta el final su inocencia en los crímenes de los que se le acusaban, por el secuestro y asesinato de tres mujeres, mientras sus abogados se quejaban de que el hombre que disparó los tiros letales en ese suceso, Willis Haynes, eludió la pena de muerte y fue condenado en cambio a cadena perpetua.

"Quiero decir que soy un hombre inocente. No ordené los asesinatos", dijo Higgs justo antes de recibir la inyección letal, según la cadena CNN.

Su ejecución llegó tres días después de la de Lisa Montgomery, la primera mujer en ser ejecutada a nivel federal en más de seis décadas, algo que llevó a la Unión Europea (UE) a recalcar que la pena de muerte es "incompatible con la dignidad humana y el derecho a la vida". EFE

Le puede interesar: EEUU ejecuta a una reclusa por primera vez desde 1953



Más Noticias de esta sección

Publicidad