Tres muertos en un supuesto ataque de Al Shabab a un autobús en Kenia

Judiciales - Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


 (EFE).- Al menos tres personas murieron hoy en un ataque contra un autobús, supuestamente cometido por miembros del grupo yihadista somalí Al Shabab en el condado de Mandera (noreste de Kenia), fronterizo con Somalia, informó la Policía.


El autobús, que se dirigía a Nairobi, fue abordado cerca de la localidad de Quba, donde los atacantes quisieron obligar al conductor a detenerse y, ante la negativa de éste, abrieron fuego contra el vehículo hasta que lograron su objetivo.

Tras desinflar las ruedas del autobús, los presuntos yihadistas obligaron a los pasajeros a bajar y "en ese momento abatieron a dos que eran no locales", afirmó el comisario de policía de la región Noreste, Nicodemus Ndalana, citado por el diario "The Star".

"El tercer pasajero, un local, murió al desangrarse mucho por las heridas", señalo Ndalana, quien agregó que las fuerzas de seguridad cerraron las "rutas de escape" de los atacantes y registran lugares en los que pueden estar ocultos.

Fuentes de Moyale Raha, empresa que opera el autobús, confirmaron -en declaraciones a la emisora de radio Capital FM- que hubo cinco heridos, al tiempo que cifraron en diez el número de atacantes y en más de sesenta los pasajeros del vehículo.

En un ataque similar atribuido también a Al Shabab, once personas murieron el pasado 6 de diciembre en el condado de Wajir (noreste de Kenia).

El peor ataque de este grupo terrorista contra un autobús en Kenia se produjo el 22 de noviembre de 2014, cuando ejecutó a 28 de los 60 pasajeros después de identificarlos como no musulmanes.

Desde octubre de 2011, cuando el Gobierno keniano envió al Ejército a Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en su territorio, los radicales islámicos han perpetrado numerosos ataques en Kenia.

El pasado 5 de enero atacaron una base militar que usan soldados kenianos y estadounidenses en la turística costa de Lamu, en el sureste de Kenia y cerca de la frontera con Somalia. El asalto ocasionó la muerte de tres estadounidenses, un uniformado y dos contratistas, en la ofensiva más exitosa del grupo somalí contra Estados Unidos.

El ataque más grave del grupo yihadista en suelo keniano acaeció en abril de 2015, cuando 148 personas murieron en el asalto a la Universidad de Garissa (norte).

Al Shabab, que se afilió a Al Qaeda en 2012, controla parte del territorio en el centro y el sur de Somalia y aspira a instaurar en el país un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

Somalia vive en un estado de conflicto y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra. EFE