Ideam predice que ‘El Niño’ se debilita y ‘La Niña’ se acerca a Colombia

La directora señaló que se espera que las lluvias en mayo y junio se mantengan dentro de los niveles promedio en la mayor parte del país.

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La última vez que se registró una transición tan rápida fue durante La Niña 2010-2011.

 Las altas temperaturas oceánicas asociadas al fenómeno de El Niño están disminuyendo, según indicó Ghisliane Echeverry, directora del Ideam. Aunque esto no implica el fin definitivo de El Niño, se observa un rápido enfriamiento de los océanos, lo que sugiere una transición acelerada hacia La Niña en el segundo semestre de este año. Este proceso es inusual, ya que normalmente la transición entre estos fenómenos climáticos lleva más tiempo.

 Durante una conferencia de prensa en la que también estuvieron presentes la ministra de Ambiente, Susana Muhamad, y la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, la directora del Ideam explicó que según las proyecciones climáticas, existe una probabilidad del 69 % de que se desarrolle el fenómeno de La Niña durante el trimestre de julio-agosto-septiembre.

Le puede interesar:  Colombia pide oficialmente a España que le retorne el Tesoro Quimbaya

 “Estamos en un marco climático que se viene dando desde el año pasado. Llevamos trece meses consecutivos con los océanos calientes y se llevan once meses consecutivos en el mundo rompiendo récords en cuanto a la temperatura del aire. Desde el Ideam hemos estado monitoreando las condiciones.

 La directora señaló que se espera que las lluvias en mayo y junio se mantengan dentro de los niveles promedio en la mayor parte del país. Sin embargo, con la posible llegada de La Niña en julio, se anticipan lluvias por encima de lo normal. Es importante destacar que esta situación puede variar en distintas regiones del territorio nacional.

Según la predicción climática para julio, se espera que la mitad norte del país experimente mayores precipitaciones, especialmente impactando las regiones Pacífica, Caribe y Andina. En contraste, las regiones del sur como la Orinoquia y la Amazonia podrían enfrentar déficits de lluvia.

 Ghisliane Echeverry explicó que esta situación tendrá implicaciones significativas, como por ejemplo el mantenimiento de déficits de agua en el sistema de Chingaza, el cual depende del régimen pluviométrico de la Orinoquia y abastece de agua a Bogotá a lo largo del año.

Aunque no se conoce con certeza la intensidad que podría alcanzar el fenómeno de La Niña, se sugiere que podría ser de intensidad media y extenderse al menos hasta 2025, según indican los modelos climáticos que deberán actualizarse conforme evolucione la situación.

 Ante esta perspectiva, la ministra de Ambiente, Susana Muhamad, instó a los responsables de la gestión del riesgo, así como a alcaldes y gobernadores, a tomar medidas urgentes para hacer frente a esta realidad.


Le puede interesar:   “Todo es un plan criminal contra la democracia”: Petro a la Fiscalía

 "Estamos ante la perspectiva de tener la mitad del país bajo amenaza de lluvias excesivas y la otra mitad bajo amenaza de déficit de lluvias. Es crucial actuar ahora; este es el momento clave para avanzar en todos los preparativos", declaró la funcionaria.

 Muhamad subrayó que los recientes incidentes de inundaciones en Cali son ejemplos claros de cómo la variabilidad climática y los eventos extremos pueden ocurrir con mayor frecuencia. “Uno de los temas que se pueden presentar en el país son los eventos extremos. Y hay condiciones para que se presenten más eventos extremos. Lo que pasó en Cali es que cae en dos horas la lluvia de una semana.

 Esas ‘bombas de agua’ cuando caen en entornos urbanos generan estas inundaciones súbitas”, puntualizó.

 Las intensas lluvias actuales, características de esta temporada del año y aún no influenciadas por La Niña, han puesto en alerta a más de 613 municipios por posibles deslizamientos, según reportaron las funcionarias. De acuerdo con el Ideam, un total de 267 municipios se encuentran en alerta roja por deslizamientos, siendo Antioquia el departamento más afectado con 97 municipios en esta categoría. Además, hay 219 municipios en alerta naranja y 127 en alerta amarilla.

 La ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, destacó que el sector agrícola y pecuario podría enfrentar importantes impactos, por lo que instó al sector a prepararse según la región de producción. Por ejemplo, en los Llanos orientales se requiere estar preparados para la posible disminución de lluvias, mientras que en el Caribe y los Andes se deben realizar ajustes ante posibles inundaciones.

 “Queremos decirle al sector agrícola que no podemos bajar la guardia y es un momento para seguir avanzando. Para el sector agricultura esto genera un gran desafío. El año pasado se pudo generar un plan de alistamiento. No podemos cambiar al clima, pero sí nos podemos adaptar a él”, destacó Mojica.





Más Noticias de esta sección

Publicidad