La reforma a la salud de Petro genera divisiones en el país

La aprobación en la Cámara de Representan- tes desata preocupaciones y críticas de diversos sectores, anticipando un debate en el Senado.

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Aunque la medida busca priorizar la prevención y atención primaria, críticos, incluido el exministro de salud Alejandro Gaviria, la consideran inconveniente y temen que represente un retroceso para el país.

La reforma a la salud impulsada por el presidente Gustavo Petro ha dado un paso con su aprobación en la Cámara de Representantes, pero esta victoria legislativa no ha llegado sin su cuota de polémica y preocupación. La medida, que ahora se dirigirá al Senado, ha dividido aún más a los colombianos, generando un intenso debate en todo el país.

Entre los críticos más destacados se encuentra el exministro de Salud, Alejandro Gaviria, quien ha expresado su preocupación sobre los posibles efectos negativos de la reforma. Gaviria destaca que aunque el sistema actual, implementado en 1993, tiene fallas, sus logros son innegables. Califica la reforma como inconveniente y advierte que podría poner en riesgo los avances sociales más significativos de los últimos treinta años en el país.

El proyecto de ley, aprobado tras diez meses de polémicas, prioriza la prevención y la atención primaria, con un componente de “equidad” destinado a corregir las disparidades en los servicios de salud entre las grandes ciudades y las áreas rurales. El ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, sostiene que la reforma aborda los problemas graves existentes en diversas regiones del país, especialmente en sectores campesinos rurales y áreas marginadas de las grandes ciudades.

Le puede interesar: La aprobación del Gobierno de Petro cae al 35 %, su nivel más bajo, según encuesta

A pesar de las intenciones declaradas, críticos como la presidenta de la Cámara Colombo Americana (AmCham Colombia), María Claudia Lacouture, opinan que lo aprobado representa un retroceso para el sistema de salud colombiano y podría tener consecuencias graves. Lacouture espera que en el Senado se escuchen a los expertos para mejorar lo construido sin desechar la experiencia de los últimos 30 años.

Cambios que propone la reforma:

Los cambios propuestos en la reforma son significativos, entre ellos, la transformación de las entidades promotoras de salud (EPS) en “gestoras de salud y vida” bajo condiciones específicas del Ministerio de Salud. Se fortalecerá la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres) como el único pagador del sector, y se crearán Centros de Atención Primaria (CAP) para impulsar la política de prevención. Sin embargo, los críticos advierten que la eliminación práctica de las EPS podría tener consecuencias negativas.

¿Qué pasará con la economía?

La falta de cifras concretas sobre el costo de la reforma genera preocupación, con el exministro Gaviria alertando sobre la posible desviación de recursos hacia burocracia regional en lugar de tratamientos y medicamentos.

Analistas señalan que, de ser aprobada en el Senado, la reforma requerirá un periodo de transición prolongado, con la construcción de Centros de Atención Primaria (CAP) demandando recursos considerables.

Le puede interesar: Colombia regresa, después de casi 5 años, a Unasur para fortalecer lazos de colaboración

Ante la magnitud de la controversia, la atención se centrará en el Senado el próximo año, donde la reforma será debatida y, según críticos como el expresidente Iván Duque, se enfrenta a la “responsabilidad histórica de salvar el sistema de salud de Colombia” amenazado por el populismo y la demagogia.

 





Más Noticias de esta sección

Publicidad