Ecopetrol advierte que delincuencia pone en riesgo operación en el Catatumbo

Nacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Bogotá, 30 oct (EFE).- La petrolera estatal colombiana Ecopetrol advirtió este viernes que la ola de delincuencia en la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, está poniendo en riesgo cientos de empleos, millonarias inversiones y la operación en general de la compañía en esa convulsa región del país.


Según la compañía, durante el 2020 se han registrado 122 hurtos de maquinaria y equipos en los campos de Tibú y Sardinata, ubicados en el departamento de Norte de Santander, así como el apoderamiento ilegal de hidrocarburos en las zonas de operación y el robo de 31 camionetas.

"Alrededor de 520 empleos, la adquisición de bienes y servicios a los empresarios locales por 19.000 millones de pesos anuales (casi 4,9 millones de dólares) e impuestos por más de 7.000 millones (1,8 millones de dólares) que aportan los campos Tibú y Sardinata al municipio de Tibú se encuentran en riesgo debido a la imparable ola de delitos contra la operación de Ecopetrol", explicó la empresa en un comunicado.

La información agregó que las agresiones e intimidaciones incluso con armas de fuego contra los trabajadores han aumentado, situaciones en las que algunos de ellos han sido retenidos y posteriormente despojados de sus dotaciones, equipos, herramientas de trabajo y bienes personales.

"La consolidación de grupos delincuenciales en las áreas operacionales de la empresa en Tibú podrían generar restricciones para el desarrollo de actividades en campo e inclusive conducir al futuro cierre de actividades con fuertes impactos económicos y sociales para los habitantes de la región", advirtió el gerente del campo Tibú, Orlando Mauricio Sánchez.

RIESGOS CONTRA LA OPERACIÓN

Ecopetrol aseguró que el robo de los equipos puso en riesgo la producción de 700.000 pies cúbicos diarios de gas de esos campos, que son utilizados para abastecer el consumo de gas domiciliario, comercial e industrial de los municipios de Tibú y de Cúcuta, esta última capital de Norte de Santander.

"En los últimos meses se ha registrado un aumento en la manipulación ilegal de la infraestructura para el robo de hidrocarburo en pozos, líneas y estaciones, así como el hurto de los vehículos para operación y de componentes mecánicos y eléctricos de las estaciones y pozos", explicó Ecopetrol.

La empresa advirtió además sobre los impactos ambientales que tienen estas afectaciones, por lo que hizo un llamado a las autoridades policiales y judiciales para reforzar las acciones contra de las bandas delictivas y "garantizar la seguridad que se requiere para incentivar la inversión, la generación de oportunidades laborales y el desarrollo local y regional".

El campo Tibú, según explicó Ecopetrol, produce alrededor de 2.000 barriles de petróleo por día y genera 520 empleos al mes, de los cuales el 86 % es mano de obra local. EFE



Más Noticias de esta sección

Publicidad