La desobediencia, ¿principal “amigo” del coronavirus en la costa Caribe?

Aniversario El Informador
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El avance del Covid – 19 tiene en vilo a gran parte de la población colombiana, que diariamente se enfrenta a la decisión de exponerse al virus en las calles para buscar el sustento diario. Sin embargo, al día de hoy continúan siendo localizadas faltas a la cuarentena que desafían las leyes establecidas y se relacionan directamente con la desobediencia entre ciudadanos.

Por Adriana Cuao
Redacción EL INFORMADOR

Históricamente, la región Caribe de Colombia ha sido un referente de cultura en el que prima el derroche de alegría y folclor, siendo estas las características de su gente mejor conocidas a nivel nacional. Sin embargo, son esas mismas particularidades las que hoy podrían estar desatando una dura lucha contra el coronavirus. Aunque son muchas las personas que continúan en confinamiento respetando las medidas y excepciones decretadas por el Gobierno Nacional, las autoridades locales manifiestan con frecuencia la insistencia de algunos de ciudadanos en ignorar las prevenciones para continuar realizando actividades que requieren aglomeraciones, lo que eleva el riesgo de contagio.

Entierros, fiestas, descontrol en los comercio e incluso riñas han sido algunos de los motivos más repetitivos de llamados de atención en la región Caribe, de acuerdo con los reportes entregados por la Policía Nacional durante estos casi cinco meses de cuarentena.

Según el informe del Ministerio de Salud Nacional, actualmente la costa (sin incluir el Archipiélago de San Andrés) registra 101.575 casos confirmados de coronavirus, de los 334 mil que tiene el país.

A comienzos de julio, esta región concentró el 40 por ciento de los contagios en Colombia, convirtiéndose en el epicentro de la pandemia en la nación. Al día de hoy, la cifra disminuyó a un 30 por ciento, sin embargo, sigue siendo alarmante el hecho de que en algunas poblaciones específicas no se estén extremando medidas para la contención del virus.
A comienzos de julio, la región Caribe se convirtió en el epicentro de la pandemia en Colombia, con el 40 por ciento de los casos del país.
A comienzos de julio, la región Caribe se convirtió en el epicentro de la pandemia en Colombia, con el 40 por ciento de los casos del país.
Por otro lado, entre los siete departamento se contabilizan 4.274 muertes de las 11.315 a nivel nacional, representando un 37 por ciento de la suma total, otro número preocupante, dado que, recientemente, Montería se convirtió en la ciudad con la tasa de letalidad más alta por Covid – 19 entre las capitales colombianas. Del total de los contagiados en la capital cordobesa (2.275) el 10 por ciento ha fallecido, más del doble de la cantidad reportada por Barranquilla, la más habitada de la región, con sólo el 4.8 por ciento de muertes entre los afectados.

Desobediencia entre los habitantes

Por lo explicado anteriormente, ha crecido la teoría de que la desobediencia de la ciudadanía ha sido un factor determinante para el aumento de contagios en la región Caribe.
La actitud folclórica del Caribe y la falta de credibilidad en las autoridades son los principales detonantes de la desobediencia en medio de la cuarentena.
La actitud folclórica del Caribe y la falta de credibilidad en las autoridades son los principales detonantes de la desobediencia en medio de la cuarentena.
El sociólogo, Édgar Rey Sinning, explica que, si bien es cierta la existencia de desacato por parte de los habitantes, se deben tener en cuenta las posiciones de necesidad que están padeciendo algunos sectores de la población.

“En primer lugar, hay mucha gente que ha manifestado no creer en las autoridades, por lo tanto le impide creer en sus orientaciones, decisiones y medidas. Otro aspecto que hay que entender es que la indisciplina social puede obedecer también a que, sobre todo en los sectores populares, deben buscar una forma de ‘rebuscarse’ para sobrevivir en medio de la pandemia, por lo que deben salir de sus casas a cualquier costo”, afirma.
No obstante, aclara que esto es un grave error porque conlleva a que el individuo haga una apuesta centrada en sólo dos opciones: morirse de hambre o de Covid.
El trabajo informal se ha convertido en un motivo de peso para que los ciudadanos salgan a las calles y no cumplan con el aislamiento.
El trabajo informal se ha convertido en un motivo de peso para que los ciudadanos salgan a las calles y no cumplan con el aislamiento.
Dicha situación está vinculada de manera directa a los niveles de trabajo no formal que se reflejan en el territorio, siendo un ejemplo de ello el hecho de que Sincelejo y Santa Marta quedaron en segundo y tercer lugar en el listado publicado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) sobre la informalidad laboral, con un 65,0 % y 62,2%, respectivamente (a enero de 2020).

“Definitivamente hay indisciplina, yo considero que hay muchas personas que salen y no tienen nada que hacer en las calles. Simplemente no entienden que lo mejor es quedarse en casa, protegerse a sí mismo y a los demás”, sostiene, añadiendo que gran parte de los contagiados han adquirido el virus porque las personas con las que comparten vivienda no respetan el aislamiento y ceden ante la visita de personas externas al núcleo familiar.

En cuanto a la rumba y los encuentros masivos, el sociólogo manifiesta que deberían implementarse sanciones más severas que ayuden a prevenir este tipo de indisciplina social, “no solamente desde el punto de vista jurídico sino también desde lo moral por parte del mismo barrio y los vecino”.
Montería se convirtió en la ciudad del país con la mayor tasa de letalidad por coronavirus. Foto EFE.
Montería se convirtió en la ciudad del país con la mayor tasa de letalidad por coronavirus. Foto EFE.
Por lo anterior, Rey Sinning confirma que el gran enemigo de las personas durante la pandemia sí es la desobediencia, debido a que entre más desórdenes se presenten mayores serán los contagios; es por esto que se hace necesario extremar la seguridad en aquellos sectores en los que el virus se encuentra proliferación ante las acciones no medidas de los ciudadanos y reiterar constantemente el llamado a la colaboración conjunta.

Montería se convirtió en la ciudad con la tasa de letalidad más alta por Covid – 19 entre las capitales colombianas. Del total de los contagiados en la capital cordobesa (2.275) el 10 por ciento ha fallecido.

En enero, Santa Marta y Sincelejo ocuparon el segundo y tercer lugar en el listado publicado por el Dane de ciudades con mayor nivel de informalidad laboral, con un 65,0 % y 62,2%, respectivamente.
De acuerdo con el sociólogo, Édgar Rey, la indisciplina social está muy presente en los llamados sectores populares.
De acuerdo con el sociólogo, Édgar Rey, la indisciplina social está muy presente en los llamados sectores populares.
A comienzos de julio, la región Caribe concentró el 40 por ciento de los contagios en Colombia, convirtiéndose en el epicentro de la pandemia en la nación. Al día de hoy, la cifra disminuyó a un 30 por ciento.


Más Noticias de esta sección

Publicidad