Polémicos nombramientos del gobierno de Petro

Gloria Inés Ramírez, Alfonso Prada, Alejandro Gaviria, Carolina Corcho, José Antonio Ocampo, Iván Velásquez, Guillermo Reyes, Irene Vélez, Alvaro Leyva y María Susana Muhamad, algunos ministros de la administración del presidente Gustavo Petro.

General
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Entre la escogencia por parte del gobierno nacional que ha generado polémica en los diferentes sectores del país hay 11 ministros y dos embajadores.

Sin duda alguna que la llegada del nuevo mandato presidencial en Colombia sigue generando polémica por la serie de cambios y reformas que se vienen planteando, según este, para cerrar la ‘brecha’ social y buscar una mejor estabilidad económica. Así mismo, la designación de algunos ministros y diplomáticos ha ocasionado comentarios en contra, ya que algunos no son vistos de la mejor manera, y otros que presentan procesos judiciales que aún siguen abiertos.

EL INFPORMADOR, entrega detalles de algunos de estos funcionarios que fueron escogidos por el presidente Gustavo Petro para que lo acompañen en su programa de gobierno.

Iván Velásquez, ministro de Defensa: su designación en el cargo fue polémico tras ser señalado de no tener conocimiento en el área, además de ser tildado de enemigo de las fuerzas militares y que sería poner la inteligencia del Estado al servicio de enemigos del Ejército y de la Policía. Velásquez fue calificado en Guatemala como una persona que atenta contra el orden y la seguridad pública, que llegará a afectar la institucionalidad, justicia y paz del país.

Gloria Inés Ramírez, ministra de Trabajo: dirigente del Partido Comunista, expresidente de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode. Fue designada como jefe de esta cartera por el presidente Gustavo Petro quien en el pasado la señaló de tener vínculos con las Farc. A su momento, la Revista Semana dio a conocer varios correos obtenidos por las autoridades del computador personal del abatido comandante de las Farc, Luis Édgar Devía Silva, alias ‘Raúl Reyes’, en los que se menciona su nombre en comunicaciones se registraron entre 2003 y 2007. En el cruce de mensajes con varios de los jefes de esa estructura subversiva, Reyes hace referencia al trabajo que estaba adelantando Ramírez, así como los encuentros y entrevistas que habían llevado a cabo.

Alfonso Prada, ministro del Interior: en 2017 la Procuraduría General abrió investigación preliminar en su contra y lo citó a versión libre por presuntas irregularidades en la contratación del Servicio Nacional de Aprendizaje cuando dirigía dicha entidad. Esta fue como consecuencia tras 161 hallazgos administrativos, cinco de estos con alcance fiscal por $804.997 millones y 75 posibles con alcance disciplinario, tres con presunto alcance penal, y nueve con otra incidencia.

El dato
Algunos de los ministros escogidos por el presidente Petro han tenido la aceptación en el país y sus hojas de vida han sido calificadas como intachables.


Irene Vélez, ministra de Minas y Energía: el nombramiento de esta académica se puso en duda luego que tras el pronunciamiento del presidente Petro surgieron comentarios de manifestaban que no se podría posesionar en el que cargo porque ya que al parecer no contaba con la educación mínima para el cargo, pero esto fue aclarado y finalmente se posesionó.

Álvaro Leyva, Cancillería o Relaciones Exteriores: ante su papel como protagonista de los acercamientos en busca de la paz con grupos criminales en gobiernos anteriores, su nombramiento fue rechazado por algunas figuras de la esfera política del país, siendo un de estas la senadora del Partico Centro Democrático, María Fernanda Cabal, quien en una oportunidad lo señaló como “el Canciller de las Farc”, señalamiento que fue revelado por la Revista Semana.

José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda:
su nombramiento en el cargo ha generado polémica de cierta forma, puesto que, la propuesta de la Reforma Tributaria es señalada de atentar en contra del bolsillo de la clase menos favorecida. No es visto con buenos ojos de los colombianos que Ocampo, haya asesorado al presidente de Chile, Gabriel Boric, en el proyecto de reforma tributaria presentado el pasado viernes en la se gravará a las personas con ingresos iguales o superiores a los 4 millones de pesos chilenos.

María Susana Muhamad, ministra de Ambiente: Desde hace más de dos años, la hoy ministra de Medio Ambiente siendo concejal de Bogotá había emprendido una pelea jurídica en el Consejo de Estado en contra del Ministerio de Cultura para evitar la demolición del Hospital San Juan de Dios para construir un espacio completamente nuevo.

Alejandro Gaviria, ministro de Educación: su nombramiento causó rechazo entre muchos líderes estudiantiles que argumentaban que, su experiencia del ex rector de la Universidad de los Andes no era suficiente para ocupar el cargo y señalaron que estarán muy atentos al trabajo que realice. Impuso repartir desde el 12 de agosto repartir en todos los colegios públicos de Colombia el informe de la Comisión de la Verdad.

Carolina Corcho, ministra de Salud: su nombramiento ha puesto en alerta al sector un posible cambio extremo al sistema de salud. Así mismo, ha quedado mal parada por los mensajes que resultaron erróneos en el manejo de la pandemia y su propuesta de acabar con las EPS de las que dijo además, que estas no tratan el cáncer, entre otras.
“El nombramiento de Carolina Corcho como nueva Ministra de Salud es un mal mensaje que envía el nuevo Gobierno para un sistema que, aunque muchos no lo reconozcan, sale fortalecido después de la pandemia”, señaló la representante de Cambio Radical, Ángela Sánchez.

Guillermo Reyes, ministro de Transporte:
El exasesor de empalme del gobierno de Peto ha sido cuestionado por el presunto plagio a trabajos de Juan Fernando Jaramillo, fundador del Centro de estudios de derecho, justicia y sociedad. Esa situación se dio a conocer
en el 2015 cuando este aspiraba al cargo de registrador nacional, sin embargo, este negó la situación alegando que fue un error de edición por parte de él y su editor.

Mery Gutiérrez, ministra de las TIC: se ha generado una polémica en torno a su nombramiento y posesión ya que esta es la accionista mayoritaria de Programar Televisión, empresa que tenía contratos con entidades del Estado, lo que es causal de inhabilidad para asumir la jefatura de esa cartera.

Además se conoció que la empresa Programar entabló una demanda en contra del estado por una suma de 45 mil millones de pesos.

Otros cargos en polémica
El gobierno de Gustavo Petro ha generado polémica no solo el nombramiento de algunos ministros, sino que también en embajadores, tal es el caso de uno de ellos y tiene que ver con exrepresentante a la Cámara de Alianza Verde, León Fredy Muñoz, quien fue designado como embajador de Colombia en Nicaragua, quien está imputado por narcotráfico en la Corte Suprema luego que fuera capturado el 31 de mayo de 2018 en el aeropuerto Internacional ‘José María Córdova’ de Rionegro, Antioquia, por llevar, según las autoridades, 160 gramos de cocaína en el bolsillo trasero de su equipaje de mano, cuando llegaba de un vuelo desde el aeropuerto El Dorado de Bogotá.

Otro de los sonados nombramientos de diplomáticos tiene que ver con el exsenador, y recientemente escogido por el presidente Gustavo Petro, Armando Benedetti, para ocupar el cargo de embajador en Venezuela, ya que este tiene un proceso abierto ante la Corte Suprema por presunto enriquecimiento ilícito.


Armando Benedetti, embajador en Venezuela.


León Fredy Muñoz, embajador en Nicaragua.

En octubre de 2020, la Fiscalía ocupó con fines de extinción de dominio un apartamento por valor de más de 1600 millones de pesos ubicado en zona exclusiva de Bogotá.


Más Noticias de esta sección

Publicidad