Volumen a la educación: un reto para Santa Marta

Aula Abierta
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Unidos por la Educación, Santa Marta

Por Carolina Borrero Monge
Hay múltiples razones de optimismo para pensar que, a partir del próximo 1 de enero, cuando lleguen a sus despachos los mandatarios electos a la Alcaldía del Distrito de Santa Marta y la Gobernación del Magdalena, algo nuevo va a suceder en la ciudad y el departamento alrededor de la educación. Un tema prioritario para hacer real la transformación de los territorios.
Interesados en promover compromiso entre los habitantes de Santa Marta, un amplio y heterogéneo sector de la ciudadanía está dando pasos significativos para hacer cuanto sea necesario para que las niñas, niños y jóvenes tengan mejores aprendizajes. Unidos se quiere avanzar en la construcción de propuestas articuladas que le suban el volumen a esta tarea prioritaria y así sacar a la capital samaria de los deshonrosos sitiales en los que se encuentra.
A lo largo de la campaña electoral se aseguró que es con buena educación como se logra una mejor calidad de empleo, ingresos más altos y generación de bienestar colectivo. Hay razones para observar con preocupación las estadísticas en Santa Marta y Magdalena, que dejan un saldo en rojo actualmente al compararlas con otras regiones del país en materia de cobertura, deserción y calidad, las cuales han sido compiladas por la plataforma TerriData del Departamento Nacional de Planeación, DNP.
Santa Marta presenta la segunda tasa de cobertura más baja de las 8 capitales de la región Caribe (solo supera a Riohacha) en todos los niveles educativos: transición (61,99 %), primaria (86,98 %), secundaria (77,13 %) y media (44,38 %). La deserción escolar lleva tres años disparada en la ciudad, con una tasa de 3,77 % en 2018, por encima del promedio nacional (3,03%) y de ciudades como Barranquilla (0,69 %), Montería (2,54 %) o Sincelejo (2,67 %).
Estamos seguros de que la preocupación de todos hace parte del interés de cambiar estas cifras cuando se precisa que la capital del Magdalena ocupa el penúltimo lugar del país en las Pruebas Saber 11, pues el 82 % de los colegios oficiales se situaron en 2018 en las categorías C y D; y el desempeño de los estudiantes samarios en Lectura Crítica (50,85), es inferior a Montería (54,14), Valledupar (53,13), Sincelejo (53,1) y Barranquilla (53,37).
El análisis a 103 planes de gobierno de candidatos a alcaldías y gobernaciones de 20 departamentos, incluido Magdalena, que realizó en la pasada campaña electoral la Fundación Empresarios por la Educación (FExE), con apoyo de expertos regionales y la iniciativa NiñezYA, confirmó que la educación debe cobrar protagonismo con el fin de emprender un cambio sustancial en la sociedad.
La misma organización identificó por lo menos 10 temas críticos sobre los cuales se debe trabajar desde las políticas públicas, con un papel activo por parte de los distintos actores sociales, alrededor de la financiación, la atención integral a la primera infancia y la garantía de trayectorias educativas completas, temas que, estamos seguros, serán prioritarios en el plan de desarrollo para los samarios.
Conviene leer y analizar la “Guía útil para abordar temas clave en educación en planes de gobierno regionales” (se puede descargar en www.fundacionexe.org) que ofrece recomendaciones básicas para trazar un programa acorde al Plan de Desarrollo y al Plan Decenal de Educación, como condición mínima para articular esfuerzos, con la participación de todos para plantear soluciones pertinentes y garantizar los recursos, en muchos casos insuficientes.
En esta causa encontramos una maravillosa oportunidad para estar Unidos por la Educación y remar para el mismo lado. Nuestra invitación es a escuchar el llamado de la historia y darle a la educación un rol protagónico. Un escenario en el que muchos participamos: el sector privado, empresarial, la cooperación internacional y las instituciones oficiales entre otros, y que invita a la ciudadanía a vincularse desde su cotidianidad. Se trata de subirle el volumen a la educación y esa tarea está en manos de todos.



Publicidad