Cinco métodos para la enseñanza a la primera infancia

Estos metodos sugeridos por una psicopedagoga, permitirían que el estudiante desarrolle mejores respuesta frente al proceso de aprendizaje.

Aula Abierta
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Actualmente en las escuelas son aplicadas estrategias innovadoras que buscan dinamizar los procesos de aprendizaje que diariamente enfrentan los más pequeños en las aulas de clases.

La labor de enseñanza diariamente se afronta nuevos desafíos para poder mantener en mantener en vigencia las aptitudes de aprendizaje de los estudiantes. Para la primera infancia deben ser aplicadas metodologías diferentes, debido a que se encuentran en una etapa en la que les es más fácil absorber todo lo que su entorno les brinda.

Dentro de estos métodos deben ser tenidas en cuenta las características aplicadas al momento de impartir conocimientos, así como al momento de evaluarlos, con la precaución de que deben ser compatibles con el contenido de la enseña y sobre todo, con el estudiante, ya que cada uno tiene distintas formas de aprender.

Los métodos

Según la psicopedagoga Jimena Ocampo Lozano, existen cinco estrategias educativas innovadoras aplicables a los niños en las escuelas:

El primero que recomienda Ocampo, es el método ABN, útil para el aprendizaje matemático en el que se hace uso de elementos manipulables para impulsar el razonamiento lógico en los niños.
El aprendizaje por proyectos permite a los estudiantes responder a los obstáculos de la vida real por medio de la elaboración de proyectos dentro del aula.

A través del aprendizaje colaborativo o cooperativo “los alumnos trabajan en grupo para resolver o realizar las tareas del aula o para generar conocimiento”, siendo esta una metodología que le da una parte de responsabilidad a cada uno de los que participan en el grupo.

La pedagogía inversa, que busca perfeccionar el tiempo que se le es invertido a las clases dedicándoles un espacio a las necesidades que presenta los estudiantes más pequeños, por medio de trabajos cooperativos.

Y por último, la ludificación, que hace uso de actividades didácticas no convencionales en el aula de clases, como los videojuegos o las tabletas electrónicas para estimular la investigación y la solución de problemas.

Independientemente de estas sugerencias para la enseñanza, la psicopedagoga recomienda tener siempre muy en cuenta que cada niño se motiva con diferentes métodos y es cuestión del docente encontrar la manera de hacerlo participar en su proceso de enseñanza de manera activa para continuar con la generación de conocimientos.



Publicidad