Caimán fue avistado en Santa Marta y sigue sin ser hallado

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Un caimán de la especie aguja ha causado alarma entre los bañistas y residentes de Santa Marta, luego de ser avistado en varias ocasiones merodeando por las playas cercanas al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar.

El reptil, de aproximadamente dos metros de longitud, fue visto en la Playa del Aeropuerto, un balneario turístico cercano a otras playas con gran afluencia de turistas como Playa Dormida, Bello Horizonte y Cabo Tortugae. El animal suele ser avistado en la orilla de la playa, más exactamnte en la parte trasera de la terminal aérea.

 Ante esta situación, los pobladores de la zona dieron aviso a las autoridades ambientales para que hicieran presencia en el lugar.

Desde el Departamento Administrativo de Sostenibilidad Ambiental (Dadsa), aseguraron que aún no se ha localizado al caimán, razón por la que intensificarán los patrullajes en la zona para dar con el animal y poder devolverlo a su hábitat natural, que se compone de agua dulce.



¿Qué debo hacer si me encuentro a un caimán en la playa? El portal digital de National Geographic destaca algunas recomendaciones:

Mantener una distancia mínima de 6 metros: Si puedes ver al caimán desde lejos, mantén tu distancia. Nunca alimentes a estos animales, ya que esto puede incitarlos a atacar. Si sospechas que hay caimanes o cocodrilos en el área mantente al menos a 6 metros de distancia.

Evita el agua donde viven los caimanes o cocodrilos: Más del 90% de los ataques de cocodrilos ocurren en o cerca del agua. Los caimanes suelen vivir en y alrededor de aguas lentas con mucho lodo y vegetación, y se encuentran con mayor frecuencia en pantanos y marismas.

Conoce cuándo son más peligrosos: Los caimanes y cocodrilos pueden atacar en cualquier momento, pero son más activos y peligrosos al anochecer y durante la madrugada.

Retrocede lentamente y dales espacio: Si te encuentras con un caimán en la naturaleza, lo mejor es retroceder lentamente y darle espacio al animal, sin aspavientos. 

Lea, además: Gremio hotelero se alista para temporada de mitad de año