Día Internacional de las Montañas, importantes fuentes de recursos naturales

La Sierra Nevada de Santa Marta es la montaña más alta del mundo ubicada en zona tropical.

Medio Ambiente
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Según lo explicado por las Naciones Unidas, este año la celebración está encaminada a difundir las principales problemáticas a las que se enfrentan los jóvenes habitantes de las montañas, desde la migración hasta la pérdida de los valores y tradiciones culturales.

Por Adriana Cuao Guillen
Redacción EL INFORMADOR

Desde 1992, la Organización de las Naciones Unidas marcó el comienzo de la conmoración del Día Internacional de las Montañas, en un intento de sensibilizar al público sobre el impacto del cambio climático en las zonas montañosas, la calidad de vida a la que se enfrentan los pueblos indígenas, la seguridad alimentaria y, en general, la sostenibilidad de las mismas.

A través del programa de ‘Ordenación de los Sistemas Frágiles: Desarrollo Sostenible de las Zonas de Montana’, la ONU tomó la iniciativa de dedicar una fecha a estos complejos y completos sistemas, presentes en casi todo el mundo, que, en su mayoría, albergan la producción de agua potable.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, o FAO por sus siglas en inglés, es la entidad encargada de la celebración anual del Día de las Montañas y así mismo, mantiene una gestión encaminada a la observancia a nivel global, en conjunto con el programa de Ordenación de Cuencas hidrográficas y montañas del Departamento Forestal.
El pico Cristóbal Colón es la montaña más alta de Colombia, con una altura de 5.700 msnm.
El pico Cristóbal Colón es la montaña más alta de Colombia, con una altura de 5.700 msnm.

Deforestación e incendios en montañas

Cada vez se hace más frecuente la intervención del humano en los sistemas montañosos en búsqueda de satisfacer intereses personales, llevando a cabo prácticas que afectan el estado natural de las montañas y, de igual manera, la capacidad de sostenimiento y producción de elementos indispensable, como agua, oxígeno y vegetación, para las especies y grupos, étnicos en su mayoría, que allí habitan.

Por lo anterior, se ha registrado un aumento importante de incendios y deforestación, acciones que registran un detrimento que perturban el curso normal de la naturaleza y disminuyen los recursos naturales que provienen de las montañas.

“Muchas especies animales han tenido que cambiar de hábitos, de lugar, de forma de vivir, etc. Un gran número de ellos se encuentran en peligro de extinción al igual que muchas especies de plantas que han llegado a desaparecer. Todos estos cambios están provocando y acentuando el cambio climático que cada vez más se deja notar”, se lee en la enciclopedia colaborativa en red del gobierno de Cuba, EcuRed.

Aunque en Colombia la deforestación todavía presenta una cifra alta, en este último año se ha registrado una disminución que no se había notado en la década actual.
La Sierra Nevada de Santa Marta es el hogar de cuatro tribus indígenas: los Koguis, Arhuacos, los Wiwa y los Kakuamos. Foto elcolombiano.com
La Sierra Nevada de Santa Marta es el hogar de cuatro tribus indígenas: los Koguis, Arhuacos, los Wiwa y los Kakuamos.

Según un reporte del Ideam, a julio del 2019 se había evitado la deforestación de 40.360 hectáreas, 17 por ciento, de bosques que permanecen en constante amenaza. En la región Amazonía, la reducción fue de 5.971 has; en el Caribe, la cifra fue de 4.288 has, representando el 27,3 por ciento de disminución.

Montañas en Magdalena

El departamento del Magdalena alberga en su geografía el sistema montañoso más alto del país: el Pico Cristóbal Colón, que hace parte de la estructura de la Sierra Nevada de Santa Marta, posee una altura de 5.700 metros sobre el nivel del mar, msnm, según la información suministrada por la Misión Topográfica Shuttle Radar. Además, sólo se encuentra a 42 kilómetros de la costa, siendo este el quinto pico más alto del mundo.

Igualmente, la Sierra Nevada de Santa Marta es catalogada como la segunda montaña más alta del planeta con sistema literal y la primera con más altura del mundo ubicada en una zona tropical, dicha ubicación le permite albergar todos los pisos térmicos posibles, logrando el mejor resumen climático visto en un sistema montañoso.

La Sierra Nevada es también el hogar de cuatro tribus indígenas: los Arhuacos, los Wiwas, Kogui y Kankuamos, descendientes de la cultura Tayrona, y un pequeño porcentaje de nativos Wayúu, ubicados en el sector oriental de la montaña, perteneciente a la Alta Guajira, son estas personas quienes han estado encargadas de proteger esta zona de la intervención del mundo moderno.
Los indígenas han dedicado su existencia en la Sierra a evitar la intervención del mundo moderno en el territorio.
Los indígenas han dedicado su existencia en la Sierra a evitar la intervención del mundo moderno en el territorio.

Aunque mantienen gran parte de sus costumbres intactas, siguen padeciendo por la deforestación, la explotación irresponsable del territorio, la presencia de grupos armados, por la falta de recursos naturales para subsistir y, sobre todo, por el abandono de los gobernantes, situaciones que han impulsado el desplazamiento forzado y han alterado, en gran manera, los métodos de agricultura y sostenimiento que mantienen estos colectivos étnicos.

Las montañas representan una fuente vital de vida y recursos de gran utilidad para la población, es por eso que se hace necesario un accionar eficiente que proteja estos sistemas de todas aquellas prácticas que ponen en riesgo la estabilidad natural de estos territorios. 

Seis de los 20 cultivos alimentarios más importantes tienen su origen en las montañas: papas, maíz, tomates, sorgo, manzana y cebada.

Las montañas cubren el 27 por ciento de la superficie terrestre del planeta, además, albergan a 1.100 millones de personas alrededor del mundo.


Publicidad