A 10 años del caso Colmenares

Especiales Periodísticos
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Hay pendiente un fallo de la solicitada apelación hecha en el 2017 ante el Tribunal Superior de Bogotá en contra de la absolución en favor de Jessy Quintero y Laura Moreno. 

Cuando ha transcurrido una década del caso más sonado de los últimos 15 años en Colombia, la familia de Luis Andrés Colmenares Escobar, aún sigue en la búsqueda de respuestas y a la espera de que la justicia por fin logre el esclarecimiento de este hecho en el que no hay ninguna condena.

Sin embargo, se está a la espera del fallo de una solicitud en el 2017 de apelación contra la decisión de absolución adoptada en favor de Jessy Quintero y Laura Moreno, y que quedó en manos del Magistrado José Jairo Agudelo del Tribunal Superior de Bogotá, como ponente.

Tras los tres años desde que se interpuso dicha solicitud, Luis Alfonso Colmenares, padre de Luis Andrés, quien en reiteradas ocasiones no estar dispuesto a desistir de sus denuncias en contra de Quintero y Moreno, ha considerado en el magistrado se ha tomado este tiempo para analizar detalladamente el expediente. 

Cómo va el proceso

Hasta el momento este proceso que ha sido catalogado como un reto para la justicia colombiana deja únicamente a Jessy Quintero, a Laura Moreno y su exnovio, Carlos Cárdenas, como sindicado, quienes a su momento fueron detenidos, pero a la final fueron absueltas las dos en primera instancia mientras que, a Cárdenas en las dos, además de la realización de dos autopsias que dejaron hipótesis diferentes y la incógnita de que si la muerte del joven Colmenares fue un homicidio o un accidente.

La trágica celebración   

La alegría de asistir a una fiesta de Halloween que terminó en tragedia para la familia Colmenares Escobar, se inició la noche del 30 de octubre de 2010 en la que un grupo de amigos y estudiantes de la Universidad de Los Andes, entre ellos Luis Colmenares, Laura Moreno y Jessy Quintero, se fueron de rumba a la discoteca Penthouse ubicada en Zona Rosa de la capital del país, exactamente en sectores de la calle 84B con carrera 13. 

De acuerdo a lo que se ha dicho en el proceso, el Cuerpo de Bomberos de Bogotá recepcionó promediando las 4:00 de la madrugada del 31 una llamada de emergencia en le reportaron la caída de una persona al caño El Virrey, en donde no encontraron nada, pese a las labores realizadas por más de 30 minutos, pero misteriosamente luego de 14 horas en una nueva revisión encontraron el cadáver del joven Luis Andrés Colmenares quien empezaba una relación con Laura Moreno.

Según Moreno y Quintero, se fueron de la fiesta alrededor de las 3:15 de la madrugada del 31 de octubre de 2010. Supuestamente, Luis Colmenares estaba muy ansioso y se fue caminando. Jessy y Laura dijeron que lo siguieron y que Luis manifestó que tenía hambre, así que los tres fueron a comer mientras el resto sacaba la camioneta de Laura del parqueadero. Moreno y Quintero dijeron que después de ingerir un perro caliente, repentinamente y sin explicación, Colmenares "empezó a correr como un loco hacia el parque El Virrey", que estaba a unos 10 minutos a pie de la venta de perros.​ Jessy supuestamente permaneció en la venta de perros esperando a sus amigos mientras que Laura siguió a Luis. Según Laura, después de que intentó detenerlo varias veces, Luis saltó a un caño del parque. Jessy dijo que fue recogida por un grupo de amigos, llamó al celular de Luis, y Laura contestó la llamada. Explicó que Laura estaba frenética y que le contó que Luis había saltado al canal (que tenía menos de 50 cm de profundidad) y que no pudo verlo más. ​



Oneida Escobar, mamá de Luis Andrés, fue al parque a buscar a su hijo a las 6:00 de la mañana después de que Laura y Jessy llamaran al hermano de Luis. Escobar inicialmente buscó en hospitales y estaciones de policía. En la noche, tras la insistencia de la madre del desaparecido, Oneida Escobar, los bomberos realizaron la segunda búsqueda, hallando el cuerpo de Luis Andrés Colmenares16​ a unos 120 metros de donde Moreno dijo que Luis había caído.

Las autopsias

El cadáver fue llevado hasta la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y el resultado de la primera autopsia mostró que Colmenares tenía una intoxicación por alcohol de grado 3, que apoyaba la teoría de una muerte accidental.

Inconforme con este resultado, que señalaba que Luis sufrió una fractura en la frente que le produjo la muerte, los Colmenares pasados nueve meses logran que caso se reabriera en el que se practica una segunda autopsia que indicaría que el joven presentaba ocho fracturas en el cráneo

Identificando la Zona frontal, lado derecho, zona media y zona izquierda, órbita derecha, órbita izquierda, nariz, maxilar derecho, zona maxilar debajo de la órbita izquierda, maxilar derecho y paladar.



Más Noticias de esta sección

Publicidad