Economía postpandemia: las estrategias para la recuperación en Santa Marta

El cierre de las playas fue uno de los principales motivos que llevó a la quiebra varios negocios dedicados a las labores turísticas.

Especiales Periodísticos
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Por Adriana Cuao Guillen
Redacción EL INFORMADOR

De acuerdo con un informe entregado el pasado mes de junio por la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, en el departamento, más de cinco mil empresas se vieron obligadas a cerrar de manera indefinida a causa de las pérdidas que empezaron a generarse por la pandemia, la cuarentena y las repercusiones que esto tuvo en la dinámica económica de los magdalenenses y samarios.
                                                                                                                
En un caso concreto, la capital del Magdalena se caracteriza por ser lugar con amplia actividad turística de la cual se desprenden labores formales e informales, que generaban alrededor del 10 por ciento de los empleos en todo el ente territorial. No obstante, por el comienzo del Aislamiento Preventivo Obligatorio, este sector se encuentra prácticamente agonizando, han sido cuatro meses en los que el encierro impide que se mantenga el ritmo de trabajo y producción al que estaban acostumbrados, frenando también la generación de ganancias significativas.

El caso del turismo es el mismo por el que están atravesando sectores como el comercio, el inmobiliario, el entretenimiento e, incluso, el de transporte. Es por eso que empieza a ser extremadamente necesaria la aplicación de estrategias por parte de las entidades gubernamentales que permitan emprender un camino de recuperación y adaptación para la postpandemia, teniendo en cuenta que será necesario, de manera estricta, reformular la manera en la que se llevaba a cabo la cotidianidad.

Según expertos en el tema, entre los obstáculos que podrían presentarse en este proceso de recuperación se encuentra la ausencia de conectividad en la mayoría de municipios del Magdalena, lo que dificulta la transición de las actividades al mundo virtual, además del aumento del alcance del virus en sí.
De acuerdo con un informe de la Cámara de Comercio, más de cinco mil empresas en el departamento cerraron de forma indefinida.
De acuerdo con un informe de la Cámara de Comercio,
más de cinco mil empresas en el departamento cerraron de forma indefinida.
¿Qué opinan los académicos sobre el tema?

Yessid Coello, director del programa de Administración de Empresas de la Universidad del Magdalena, manifestó que es importante tener siempre presente que la salud debe estar por encima de cualquier interés económico, sin embargo, esto no debe disminuir la importancia de reactivar las diferentes áreas en la ciudad, siguiendo las respectivas precauciones.
“En Santa Marta existen muchos sectores que están pidiendo, casi a gritos, que todo vuelva a la ‘normalidad’, en una ciudad como nuestra en la que hay mucha informalidad, no hay tantas oportunidades de trabajo y no se crean nuevas empresas, se hace necesario una reactivación laboral y económica. Cómo hacerlo es el gran interrogante porque antes de esta situación nadie hablaba de pandemia ni ninguno estaba preparado para afrontar algo similar”, sostuvo, agregando que el desafío más grande será aprender a convivir con el virus, lo que conlleva a poner en práctica mucha responsabilidad y autocuidado.

“En la ciudad se tendrán que definir protocolos estrictos en sectores claves para nuestra economía, como el turismo, y deberán ir de la mano con una estrategia de comunicación que permita la llegada de visitantes, que venda a Santa Marta como un destino turístico seguro para que las personas puedan sentirse confiadas y no estén temerosas del virus”, afirmó.
Según su forma de ver las cosas, en la medida que se reactive la llegada de turistas, será más factible despegar desde los demás sectores que, indirectamente, dependen de los ingresos generados por el turismo.

Por otro lado, Herman Palacios Cuenca, decano de la Escuela Internacional de Administración y Marketing de la Universidad Sergio Arboleda seccional Santa Marta, explicó que localmente la informalidad supera el 60 %, lo que implica que 6 de cada 10 empleados en la ciudad son informales, siendo una de las mayores consecuencias la mala calidad de los empleos, la reducción del recaudo de impuestos, la competencia desleal y la falta un ahorro programado para el tema de las pensiones, por lo tanto para la reactivación no puede ser igual a como se puede estar desarrollando en otros territorios.
Alfonso Lastra Fuscaldo, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena.
Alfonso Lastra Fuscaldo, Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena.
“Lo que sí es claro es que el proceso así como lo ha venido haciendo el Gobierno Nacional, Departamental y local, considero, sin ser experto, que es un ejercicio adecuado y apropiado porque aquí no hay nada dicho. Haber abierto primero los sectores que mayor empleo generan, como el de la construcción, es importante, además de entender que no debe haber enfrentamiento entre la salud y la economía”, manifestó.

Así mismo, resaltó que cada persona, como miembros de la sociedad, es corresponsable del éxito de todo este proceso.
Marta Gómez, decana de la facultad de Ciencias Administrativas, Contables y de Comercio Internacional de la Universidad Cooperativa de Colombia UCC Santa Marta, afirmó por su parte que lo principal deberá ser garantizar el bienestar de los ciudadanos, ya que al abrir un sector se corre el riesgo de aumentar los contagios en una población específica, sin embargo, aclara que, desde su perspectiva, este un tema que el Gobierno ha tenido en cuenta.

“Quizás podemos pensar que el primer día sin IVA se vivió con errores, y fue, de pronto, porque faltó analizar todas las posibilidades, pero de igual forma tenemos que pensar en la reactivación”, aclaró mientras añadía que la innovación y la reinvención de los negocios es un aspecto indudablemente necesario.

Comisión Regional de Competitividad

A través de este órgano, conformado por representantes de diferentes áreas administrativas y educativas del departamento, fue expuesto un Plan de Reactivación por parte de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, que ejerce la secretaría General de la Comisión. Dicho plan involucra a todos los sectores de la ciudad y contiene tres objetivos para alcanzar la apuesta: reactivar las ventas, transformación digital y trabajo seguro.
En la ciudad se están estructurando proyectos para dinamizar la actividad económica y darle apoyo a las empresas del departamento.
En la ciudad se están estructurando proyectos para dinamizar
la actividad económica y darle apoyo a las empresas del departamento.
Estrategias de la Cámara de Comercio

Dada la situación y la necesidad de avivar a la ciudad económicamente, la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, bajo la presidencia ejecutiva de Alfonso Lastra Fuscaldo, ha dado inicio a una serie de medidas que buscan preparar al territorio, entre las cuales se encuentra una investigación destinada a identificar y medir las consecuencias del virus en las actividades económicas en el departamento.

Hasta el momento, la lectura general de los informes publicados por la entidad, indican que la pandemia ha “generado estragos”, como el cierre definitivo de empresas y el aumento del desempleo. Por lo anterior, actualmente se encuentran impulsando el programa ‘Tu Amigo Empresarial’, a través del cual se pudieron establecer conversaciones con los empresarios en las que pudieron explicar las experiencias individuales y colectivas que ha forjado la pandemia, identificando así las necesidades más significativas de cada organización para ofrecer una correcta retroalimentación.

“Esto conllevó a una revisión de buenas prácticas a nivel internacional y nacional, sobre los escenarios propicios de reactivación económica y la manera en la que se ha preparado el mundo para adaptarnos a esta nueva normalidad”, expuso Lastra.

A nivel local también surgió el plan ‘Una Idea Productiva’, con la que se están recibiendo propuestas y sugerencias encaminadas al objetivo ya mencionado. En estas labores se cuenta con la participación de empresarios de la cultura, la agricultura, el turismo, del comercio, quienes ofrecieron pusieron sobre la mesa sus puntos de vista para abordar el proceso de reapertura en el Magdalena.

Estas iniciativas forman parte de un proyecto mayor, llamado ‘Magdalena Avanza’: una hoja de ruta que recogerá los planes aplicables a corto y mediano plazo que permitirán enfrentar los retos económicos impuestos repentinamente por el Covid – 19.

“Esta hoja de ruta permitirá complementar con la oferta de programas y medidas del Gobierno Nacional, y, además, hacer una propuesta a los gobiernos locales para incluirlas en los Planes de Desarrollo debido a que, muy seguramente, vendrán políticas públicas para la reactivación económica”, puntualizó.
Es así entonces como el tejido empresarial se viene preparando para afrontar la nueva y esperada cotidianidad, proyectada para el final de la cuarentena, teniendo en cuenta que las medidas a tomar deben ser establecidas desde ya.

A raíz de la pandemia son varios los sectores económicos que vieron afectada su producción y Santa Marta no ha sido la excepción. Desde ya se están pensando en medidas que ayuden a recuperar el daño generado y, de esta manera, ir disipando las consecuencias negativas que el coronavirus ha estado provocando en el territorio.

“En la ciudad se tendrán que definir protocolos estrictos en sectores claves para nuestra economía, como el turismo, y deberán ir de la mano con una estrategia de comunicación que permita la llegada de visitantes, que venda a Santa Marta como un destino turístico seguro”, Yessid Coello, director del programa de Administración de Empresas de la Universidad del Magdalena


Más Noticias de esta sección

Publicidad