Santa Marta 2025: una cita con la historia

En sólo cinco años Santa Marta pasará a ser la primera ciudad de Colombia en cumplir 500 años y la primera de América del Sur fundada oficialmente por la Corona española.

Informe Especial
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Primera ciudad de América del Sur en celebrar oficialmente el pentacentenario de su fundación.

Por: Álvaro Ospino Valiente
Arquitecto y Presidente de la Academia de Historia del Magdalena

La conquista del “Nuevo Mundo” como se le denominó al territorio americano recién descubierto, fue un proceso lento, donde se han identificado tres etapas de poblamiento en las décadas posteriores a la llegada de Cristóbal Colón. La primera parte realizada por España fue posesionarse de la América insular, ocupando las Antillas mayores, dejando a merced de los ingleses, holandeses y franceses las pequeñas islas que comprenden el arco insular de las Antillas menores; alternado con el reconocimiento del litoral de Tierra Firme. Se fundan las primeras ciudades como Santo Domingo (República Dominicana, 1498) por Bartolomé Colón, San Juan (Puerto Rico, 1508) por Juan Ponce de León, Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa (1511) y Santiago (Cuba, 1515) por Diego Velásquez.
                                                                                                                              
Inicialmente se denominó literalmente “Reino de Tierra Firme” a estas tierras que entraron a pertenecer nominalmente a los “Reinos de Indias”, como una entidad territorial o demarcación administrativa continental de América de Sur, llamada también “Tierra Firme” o “Costa Firme”, designación genérica y no política de la región litoral caribeña desde el cabo Gracias a Dios en Centroamérica hasta las actuales Guayanas, por ser la primera región no insular del continente en ser explorada por los europeos entre 1498 y 1502, año en que pasó su parte occidental a denominarse “Nueva Castilla de Oro del Reino de Tierra Firme”. Esta parte abarcaba desde el cabo Gracia a Dios hasta el cabo de la Vela, dividido y tomando como eje al río Atrato en 1508, creando las gobernaciones de Veragua encargada a Diego de Nicuesa y Nueva Andalucía a Alonso de Ojeda; está última fragmentada en las provincias de Cartagena y Santa Marta en 1533.

La segunda etapa, inicia con fundaciones de carácter militar y espontáneas en el litoral de la América continental o “Tierra Firme”, como en territorio venezolano con las poblaciones de Santa Cruz (1502), El Manjar (1513) y Cumaná (1515); en territorio colombiano Santa María la Antigua del Darién (Colombia, 1510) por Vasco Núñez de Balboa y Martín Fernández de Enciso, San Sebastián de Urabá (Colombia, 1510) por Alonso de Ojeda, Villa Rica de la Veracruz (México, 1519) por Hernán Cortés y la antigua Panamá (Panamá, 1519) por Pedrarias de Dávila.

Santa Marta, la ciudad más antigua fundada oficialmente por el Reino de España en América del Sur
La desaparición de los asentamientos militares españoles de Santa María la antigua del Darién y San Sebastián de Urabá, le deja a Santa Marta vitorear sus primeros cinco siglos, siendo la ciudad más antigua existente fundada oficialmente por la Corona española en Colombia y América del Sur, aunque la ciudad de Cumaná (Venezuela), capital del Estado Sucre, reclame ser la primera a pesar que no tiene fundador acreditado, ni capitulación conocida otorgada por la monarquía española, ni fecha, ni acto de fundación, realizada de manera espontánea por una misión de religiosos. Caso contrario el de Santa Marta, que tiene claramente demostrado el otorgamiento de la Capitulación, fechada el 6 de noviembre de 1524 en Valladolid, por el rey Carlos I al escribano Rodrigo de Bastidas, vecino del barrio Triana en Sevilla.

La importancia de la celebración de Santa Marta 500

Restan cinco años y aún estamos a tiempo para organizar una celebración de lujo de nuestra máxima efemérides de estos tiempos, como se merece, por ser la primera en festejar sus primeros 500 años de fundación en el país, que será la referencia o el derrotero para el agasajo de las siguientes ciudades como Cartagena de Indias (2033), Bogotá (2038) y Tunja (2039). Ya celebraron Santo Domingo, primera ciudad en América en 1998; Santiago de Cuba y Cumaná en 2015; y el año pasado, Veracruz (22 de abril), Panamá la Vieja (15 de agosto) y La Habana (16 de noviembre). Todas ellas las realizaron exitosamente, dejándonos experiencias que nos permiten iniciar el proceso de organización, la proyección de plan de obras y el calendario de actividades.

Celebrar los primeros 500 años de la fundación de nuestra ciudad, es la oportunidad que tenemos los samarios para reencontrarnos y reivindicarnos con la historia, abrir debates referentes a nuestro acontecer histórico y los valores culturales. Es el espacio y el momento propicio para la participación ciudadana a través de una serie de eventos de arte, cultura, musicales, recreativos, académicos, educativos, ambientales y deportivos; con esta efeméride podemos colocar a Santa Marta en el contexto internacional, lo cual permitirá una mayor afluencia de turistas, renglón económico importante para nuestro desarrollo. Desde el año pasado, tenemos proyectado la gestión para la instalación un reloj en retroceso que marque los años, meses, días, horas, minutos y segundo de este acontecimiento nacional e internacional, finalizando el 29 de julio de 2025 y convertirlo en un atractivo turístico, donde las fotografías capturadas en diferentes tiempos puedan servir promocionalmente al evento en las redes sociales.

Hermanamiento de Santa Marta con Sevilla, Santo Domingo y Barcelona

Aprovechar esta ocasión para unir lazos de hermandad con ciudades con las cuales tuvimos una estrecha relación durante los primeros años de existencia, tales como Sevilla (España) por ser la tierra natal del fundador Rodrigo de Bastidas y Santo Domingo (República Dominicana) porque desde esa ciudad partió a darle inicio a su fundación; ciudades con quienes tenemos vínculos en común y podemos realizar planes comerciales, culturales y turísticos. Con Barcelona (España) tenemos nexos históricos con la inmigración de comerciantes catalanes que vinieron a finales del siglo XVIII a dinamizar la economía de Santa Marta, quienes finalmente se unieron a los pueblos de indios de los alrededores para la defensa leal de la monarquía.

Las hermandades de ciudades es un modelo de cooperación internacional directo entre ciudades e instituciones, orientados a la cooperación e intercambio de experiencias con ciudades de similares características, problemáticas comunes para establecer vínculos de interés común; expresándose a través de un intercambio y asistencia mutua en actividades de índole cultural, educativa, económica y social. Otro punto importante es tomar el año 2025 como el punto de partida para preparar la “Generación Quinto Centenario”, niños con otra visión de ciudad, formándolos con un alto sentido de pertenencia, que reconozcan el valor de la historia y lo afortunado que somos por contar con una posición geográfica privilegiada (mar Caribe, Ciénaga Grande, río Magdalena y Sierra Nevada de Santa Marta).

Invitación especial a personalidades asociadas a nuestra historia

Durante sus festejos, Santo Domingo contó con la presencia del papa Juan Pablo II. Santa Marta por tener una de las Diócesis más antiguas de América del Sur (1534), merece la visita de Su Santidad el Papa Francisco. Por su parte, La Habana fue visitada por el Rey de España Felipe VI, Santa Marta por ser la ciudad más antigua existente de América del Sur, oficialmente fundada por España y su primera plaza para la conquista de Tierra Firme, merece su presencia en tan magno acontecimiento. Además, la invitación a los alcaldes de Barcelona, Sevilla y Santo Domingo. Por ello, es importante realizar las gestiones formales para la invitación de estas personalidades, que, en conjunto con las autoridades nacionales, presidirán protocolariamente los actos de celebración.
¡Tenemos 500 motivos para celebrar!

Santa Marta es la ciudad más antigua existente fundada oficialmente por la Corona española en Colombia y América del Sur, aunque la ciudad de Cumaná, Venezuela, reclame ser la primera, esta no tiene fundador acreditado, ni capitulación conocida otorgada por la monarquía española, ni fecha, ni acto de fundación, realizada de manera espontánea por una misión de religiosos.


Más Noticias de esta sección

Publicidad