Santa Marta, ciudad de Bienes de Interés Cultural

Quinta de San Pedro Alejandrino

Especiales Periodísticos
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Por: Sandra Granados / Daniela García
Redacción EL INFORMADOR
Santa Marta, la ciudad más antigua de Colombia y Suramérica, está llena de historia. Sus calles y edificaciones guardan una memoria que debe ser preservada para el conocimiento de las futuras generaciones.

De acuerdo con el Ministerio de Cultura, el departamento del Magdalena cuenta con 31 bienes de interés cultural, de los cuales 16 están en la capital.

Los bienes inmuebles de la ciudad que están declarados patrimonios de la nación son: El antiguo Hospital San Juan de Dios, la Casa de la Aduana, el Claustro San Juan Nepomuceno, el edificio sede del Instituto Técnico Industrial, el Liceo Celedón, los fuertes de San Fernando y El Morro, y la Iglesia San Francisco de Asís en Taganga.

También están la Quinta de San Pedro Alejandrino, la Capilla San Jerónimo de Mamatoco, el Teatro Santa Marta, el Centro Histórico y las estaciones del ferrocarril de Bonda, Santa Marta, Gaira y Pozos Colorados.



Quinta de San Pedro Alejandrino

la antigua hacienda colonial es patrimonio material según la Ley 163 del 30 de diciembre de 1959. Es el recinto donde exhaló su último suspiro el Libertador, Simón Bolívar, por lo que hoy es un sitio de interés turístico, histórico y cultural. La Quinta de San Pedro Alejandrino fue fundada el 2 de febrero de 1608 por el canónigo de la Catedral de Santa Marta, Francisco de Godoy y Cortesía.

Con el transcurrir del tiempo y la historia, la hacienda cambió 15 veces de propietarios. A finales de la segunda década del siglo XIX, fue adjudicada al español Joaquín de Mier y Benítez, hombre de negocios. En 1861 la heredó su hijo, Manuel Julián de Mier, quien el 2 de febrero de 1891 se la vendió al departamento del Magdalena. El 6 de diciembre de 1830 Bolívar llegó a la Quinta de San Pedro Alejandrino, donde murió 11 días más tarde.

Fuerte de San Fernando

la antigua fortaleza es patrimonio material según el Decreto 2.673 del 20 de noviembre de 1989.

El fuerte fue construido en el año 1725 en las estribaciones del cerro La Pedrera, entre las playas San Carlos y Lipe, en el costado sur de la bahía samaria, en honor al futuro Rey Fernando VI, para proteger a la ciudad de los embates de los piratas.

Teatro Santa Marta

Es patrimonio material según la Resolución 0948 del 11 de julio de 2006. La creación de la lotería Bolivariana en 1940, que sirvió para financiar la construcción del Altar de la Patria en la Quinta de San Pedro Alejandrino, sirvió también para tomar la decisión de erigir un teatro en Santa Marta.

La junta directiva de la lotería, encabezada por José Benito Vives De Andréis en su calidad del gobernador del Magdalena para la época, aprobó el proyecto y eligió como sitio de ejecución la entonces nueva avenida Campo Serrano. Fue en 1942 cuando el proyecto pudo empezar a andar.

El gobernador de entonces, Armando Fuentes, siguió adelante con el proyecto, que fue ejecutado por el afamado arquitecto cubano Manuel Carrerá. El 10 de junio del mismo año inició la construcción con un presupuesto de 86 822 pesos.

Fuerte El Morro

la antigua fortaleza fue declarada patrimonio material en el Decreto 1.803 del 19 de octubre de 1995. Cuando España decidió reforzar la defensa de sus posesiones de ultramar contra los ataques de los ingleses, fue construido el fuerte de la Isla El Morro, en el siglo XVIII. Este y el de San Fernando, fueron de los primeros en el Caribe colombiano.

El de El Morro está compuesto por dos baterías: la alta o de Santa Ana, a 62 metros sobre el nivel del mar, que fue obra del capitán Gregorio Rosales Troncoso durante la Guerra del Asiento de Negros en 1746; y la baja o de San Carlos, construida por el ingeniero militar Antonio de Narváez para la misma época.

Iglesia San Jerónimo

El inmueble está declarado como patrimonio material según la Resolución 1.686 del 1 de diciembre de 2004. La primera iglesia fue construida por los franciscanos a mediados del siglo XVI, pero fue incendiada en 1575 por el cacique indígena Mamatoco, como respuesta a la violencia de los españoles contra los nativos y el encarcelamiento y tortura de uno de sus hijos.

Por el hecho, el cacique fue aprehendido, sometido a tormento y ahorcado, y poco después la iglesia fue reconstruida. Al templo, con el tiempo, se le hicieron mejoras y cambios hasta que en 1785 se concluyó la que se encuentra actualmente en pie.

Centro Histórico

Toda la zona vieja de Santa Marta, que abarca calles, plazas, parques, plazoletas, iglesias y casas, fue declarada patrimonio material por la Ley 163 del 30 de diciembre de 1959.

Santa Marta fue la primera ciudad fundada de Colombia y el lugar donde murió el Libertador Simón Bolívar, por lo que alberga sitios de gran interés histórico y cultural, entre ellas la Catedral Basílica y el Parque de Bolívar.

Iglesia San Francisco de Asís de Taganga

Fue declarada patrimonio material a través del Decreto 481 del 13 de diciembre de 2004. Algunas versiones apuntan a que este centro religioso fue construido primero que la Catedral de Santa Marta.

El 22 de mayo de 1832 se produjo un terremoto que destruyó parcialmente la iglesia, la cual había sido construida por los padres capuchinos.

El entonces corregidor de Taganga hizo un llamado a sus pobladores para que colaboraran en su reparación, la cual se terminó en septiembre de 1834. En 1932 se inició una reconstrucción de este inmueble y más tarde, en 1994, se hizo una restauración. En este último trabajo se conservó el piso de la iglesia, que data de la época de su construcción.