Guyana busca el apoyo de diplomáticos extranjeros

El presidente de Guyana, Irfaan Ali, denunció ayer miércoles que el plan venezolano es “una amenaza inminente” para su integridad territorial y la paz mundial, por lo que anunció “medidas cautelares” para proteger el país.

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


* Maduro lanzó un plan de acción que incluye el otorgamiento de licencias para la explotación petrolera y despliegues militares en localidades cercanas al área bajo pleito, aunque, de momento, no anunció una incursión en la zona.

El Gobierno de Guyana informó ayer miércoles a los diplomáticos extranjeros en el país sobre los últimos acontecimientos en el Esequibo, para buscar su apoyo en la disputa que mantiene con Venezuela por este territorio de 160.000 kilómetros cuadrados. “Fue simplemente para proporcionar una actualización al cuerpo diplomático sobre las recientes declaraciones hechas por el presidente venezolano, Nicolás Maduro y para obtener su apoyo continuo, tanto bilateral como multilateral”, explicó en una rueda de prensa el secretario de Exteriores guyanés, Robert Persaud.

Tras la reunión, la alta comisionada británica en Guyana, Jane Miller, dijo que la información del Ministerio de Asuntos Exteriores era “muy útil”, mientras que el embajador chino, Guo Haiyan, mencionó que Pekín espera que la controversia pueda resolverse pacíficamente. Por su parte, la recién nombrada embajadora de Estados Unidos en Guyana, Nicole D. Theriot, se limitó a decir que Washington está discutiendo su reacción al último anuncio de Venezuela.


Le puede interesar:  El abogado de Fujimori espera que el expresidente sea liberado el miércoles

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Matthew Miller, instó a principios de semana a ambos países “a que sigan buscando una solución pacífica a su disputa”. En este sentido, declaró que Washington deseaba que la controversia sobre la región se resolviera pacíficamente y que no se violara el laudo del Tribunal Arbitral de 1899, que fijó la frontera terrestre entre Guyana y Venezuela.

Venezuela asegura que el mencionado plan de acción está diseñado en función del resultado del referendo no vinculante del domingo, que planteaba la anexión del territorio al mapa nacional.

La controversia por este territorio data del siglo XIX, pero desde 2018 ha cobrado vigor en vista de la admisión del caso por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que ha pedido a Venezuela no completar acciones que alteren la dinámica actual sobre el área, administrada por Guyana.

Sin embargo, Maduro rechaza la mediación de la CIJ en este asunto, un alegato que también se vio reforzado con el referendo, en el que los venezolanos acordaron no reconocer la jurisdicción del tribunal internacional que, de cualquier modo, emitirá una decisión vinculante para las dos naciones en los meses por venir.


Le puede interesar:    OMS recomienda a Estados un aumento en los impuestos al alcohol y las bebidas azucaradas








Más Noticias de esta sección

Publicidad