Australia reduce a la mitad entrada de viajeros internacionales por rebrote

Australia ha comenzado a normalizar sus actividades económicas a excepción del estado de Victoria en donde se ha registrado un rebrote que ha obligado a imponer un confinamiento en Melbourne y Mitchel por seis semanas.

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El estado de Victoria reportó 288 nuevos casos de covid-19, lo que supone el mayor incremento diario que se ha registrado en todo Australia desde el inicio de la pandemia.

Sídney (Australia) (EFE) - Australia reducirá a la mitad la entrada de viajeros internacionales a partir del lunes próximo, tras la crisis provocada por el rebrote de la covid-19 en Melbourne, según anunció el primer ministro, Scott Morrison.
"Es una reducción de más de 4.000 personas que vienen cada semana y que se reparte en todos los puertos de entrada (de Australia)", dijo Morrison a periodistas en Camberra al término de una reunión del Gabinete Nacional.
La medida se toma después de que el jueves se iniciara una nueva cuarentena en Melbourne, la segunda ciudad más poblada de Australia, y el municipio rural de Mitchell ante un rebrote de la covid-19, que se encuentra bajo control en el resto del país.

Australia mantiene cerradas sus fronteras internacionales desde marzo pasado, aunque permite la entrada, principalmente, de residentes y ciudadanos, quienes deben someterse a una cuarentena de 14 días en hoteles del país.
Morrison recalcó que este recorte permitirá a las autoridades centrarse en las pruebas para detectar la covid-19 y los rastreos de potenciales contactos de personas infectadas, la mayoría de ellos entre personas que llegan del extranjero, a excepción de los casos de Melbourne.

Australia, que ha permitido la entrada de 70.000 personas desde marzo pasado, sigue los pasos a su vecino Nueva Zelanda, que prácticamente ha eliminado la COVID-19 y que ha limitado también el retorno de sus residentes y ciudadanos para aliviar la presión de sus centros de cuarentena. Morrison, quien tiene previsto hablar con la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sobre un plan para abrir una "burbuja aérea" entre Australia y Nueva Zelanda, anunció que se realizará una revisión nacional de los sistemas de cuarentena en los hoteles para los viajeros internacionales. Asimismo se analizará el precio que se cobraría a las personas que se sometan a las cuarentenas, dado que hasta el momento son los estados y territorios los que asumen los costes, además de los estándares en la capacitación de los guardias de seguridad y trabajadores sanitarios en esos lugares.


Más Noticias de esta sección

Publicidad