Las muertes por covid-19 en el Reino Unido ascienden a 44.602 tras sumar 85

Estadísticas de algunos organismos independientes indican que la cifra real de muertes atribuibles al virus en el Reino Unido es muy superior a las que registra el gobierno.

Internacional
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El ministerio de Sanidad indicó que hasta la fecha se han procesado 8,3 millones de pruebas diagnósticas, de las cuales 287.621 han dado positivo.

Londres (EFE).- Las muertes por covid-19 en el Reino Unido ascendieron a 44.602, tras sumar 85 en 24 horas, con lo que el país se mantiene como el primero de Europa y tercero del mundo más afectado por la pandemia.

Pese al balance de fallecimientos, el Reino Unido avanza en las últimas etapas del desconfinamiento, y ayer el Gobierno anunció incentivos económicos para fomentar el empleo e incrementar el consumo, sobre todo en el sector de la hostelería.

Además, hoy se elimina en Inglaterra la cuarentena obligatoria para los viajeros procedentes de varios países, entre ellos España, Francia, Alemania e Italia, en otro intento de hacer frente a la crisis económica generada por la pandemia e impulsar el castigado sector del turismo.

Con una caída del Producto Interior Bruto, PIB, del 20,4 % registrada el pasado abril, varias empresas han anunciado ya cierres y recortes, entre ellas los grandes almacenes John Lewis y la cadena de farmacias Boots, que indicaron que clausurarán tiendas en todo el país con la supresión de miles de empleos.

En una comparecencia parlamentaria, el ministro de Economía, Rishi Sunak, anunció el miércoles que destinará 2.000 millones de libras (2.200 millones de euros) a sufragar prácticas laborales de seis meses para jóvenes de 16 a 24 años en situación precaria, pues se prevé que sean el colectivo más afectado por el desempleo y la recesión derivados de la emergencia sanitaria.

También ofreció a las empresas 1.000 libras (1.110 euros) por cada empleado que reincorporen al trabajo de los que hasta ahora estaban inactivos al amparo del programa oficial de retención de empleo, por el que el Ejecutivo abona un 80 % del sueldo de los trabajadores de compañías obligadas a cerrar por el virus.

En la "segunda fase" de su estrategia económica, que sigue a la introducción en marzo de ayudas para apuntalar la economía durante el encierro, el Gobierno introdujo asimismo exenciones fiscales a fin de impulsar el mercado de la vivienda y el consumo en bares, restaurantes y atracciones turísticas.


Más Noticias de esta sección

Publicidad