Inundaciones y caos en el transporte del Reino Unido por la tormenta Dennis

Unos 300 vuelos debieron cancelarse el fin de semana en el Reino Unido, varios de ellos en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Esta zona del norte de Inglaterra ya había quedado afectada por Ciara, la fuerte tormenta del anterior fin de semana.

Londres (EFE).- Más de 300 alertas por inundaciones se mantienen en el Reino Unido tras el devastador paso de la tormenta Dennis, que obligó a cancelar vuelos y servicios de trenes y a evacuar a residentes de las áreas más castigadas por las lluvias torrenciales y los vientos huracanados.

Cinco de las 300 alertas corresponden a Inglaterra y han sido catalogadas como "graves", lo que implica que hay peligro de vida para sus habitantes, después de que se registrasen en 48 horas lluvias equivalentes a un mes de precipitaciones.

Las zonas más afectadas han sido Yorkshire, norte de Inglaterr, y el sur de Gales, donde algunos residentes, junto a sus mascotas -perros y gatos-, debieron ser evacuados en botes, mientras que debieron cancelarse numerosos servicios de trenes y autobuses.

Un portavoz del Servicio de Bomberos del sur de Gales dijo hoy que la pasada noche recibieron más de mil llamadas de urgencia, algo "sin precedentes", situación que calificó de "increíble".

"Nunca me he encontrado con estas inundaciones tan extendidas en mi trabajo (...) normalmente, hay áreas aisladas de inundaciones pero esta vez es tan amplio en todo el sur de Gales".

El domingo, 75 soldados del Regimiento Real de Escocia fueron enviados al valle de Calder, en Yorkshire para ayudar a la Agencia del Medio Ambiente a instalar defensas improvisadas en algunas zonas bajo amenaza de inundaciones.

La Agencia de Medio Ambiente informó de que el río Ouse, en York, llegó el domingo a su nivel más alto y se puede desbordar mañana dado que el Servicio Meteorológico ha anticipado más lluvias.

Varias carreteras y autopistas permanecen cortadas en Staffordshire y Nottinghamshire en Inglaterra y en Powys y Monmouthshire, Gales, así como algunas áreas de Escocia.