Sigue el drama en El Banco por la erosión del río Magdalena

El corregimiento de San Roque, continúa enfrentando una emergencia que exige una acción urgente por parte de las autoridades.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Familias afectadas residentes en el corregimiento San Roque se irán a las vías de hecho para llamar la atención del gobierno departamental y nacional.

La crisis en el corregimiento de San Roque ubicado en el Municipio de El Banco, Magdalena, persiste sin solución a pesar de las alarmas planteadas previamente por los líderes comunitarios y residentes, la rápida erosión a lo largo de las orillas del Río Magdalena ha intensificado la precaria situación de más de 1,000 familias que se enfrentan a un riesgo inminente debido al colapso continuo de terrenos, provocado por el aumento del caudal fluvial en medio de las persistentes lluvias.

Rosa Helena Pérez, líder comunitaria, reiteró la desesperante realidad que viven: "Nuestros hogares están en peligro inminente a medida que el río socava nuestras bases. Más de cien casas se encuentran directamente amenazadas por esta erosión descontrolada en el área". A pesar de las múltiples solicitudes de asistencia y las pruebas visuales presentadas, incluyendo fotografías y vídeos que documentan la gravedad del problema, ni la Gobernación del Magdalena ni el Gobierno Municipal han respondido con medidas concretas para atender esta emergencia.

La ausencia de medidas adecuadas podría resultar en consecuencias devastadoras para esta comunidad.


"Estamos cansados de ser ignorados mientras nuestra población enfrenta esta crisis, a pesar de nuestros reiterados llamados a las autoridades competentes, no se han buscado soluciones para nuestra comunidad, por eso, tomaremos las vías del hecho como medida drástica para asegurarnos de que finalmente se nos preste atención", puntualizó la líder.

Por otra parte, Rodulfo Rodríguez Ruiz, otro residente preocupado, expresó su consternación: "Cada día perdemos más terreno y no vemos acción por parte de las autoridades locales y departamentales. Tememos por la seguridad de nuestras familias". Incluso, la líder Rosa Elena Pérez Pedrozo manifestó haber recurrido a instancias legales sin éxito, demostrando la impotencia de la comunidad frente a esta situación crítica.

La problemática se torna aún más alarmante al identificar que más de cien hogares están directamente expuestos a la erosión, generando un estado de alerta entre los residentes, quienes luchan diariamente por preservar sus viviendas y su seguridad.

La falta de respuesta efectiva por parte de las autoridades locales y departamentales ha llevado a la comunidad a realizar un llamado urgente a las instancias gubernamentales, tanto a nivel departamental como nacional, para que intervengan de manera inmediata y efectiva. 






Más Noticias de esta sección

Publicidad