En Tenerife: estudiantes le piden al gobernador Caicedo un verdadero cambio educativo

Los estudiantes se tomaron las calles de la población para exigirle al gobernador mayores acciones ante las múltiples problemáticas de la Institución Departamental.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los jóvenes emularon lo hecho por estudiantes de la Institución Educativa del municipio de Cerro de San Antonio la semana pasada, los cuales exigían garantías educativas.

Con carteles, pitos y arengas, cientos de estudiantes de la Institución Educativa Departamental María Auxiliadora del municipio de Tenerife, Magdalena, se tomaron las calles de la población para hacerle un enérgico llamado al gobernador Carlos Caicedo: ”necesitamos un verdadero cambio educativo”.

Esto ante las promesas incumplidas y la falta de garantías para desarrollar con normalidad sus jornadas educativas.

Según las denuncias de los líderes estudiantiles, cientos de jóvenes vienen recibiendo clases sin energía eléctrica desde hace una semana, además, no cuentan con la cantidad suficiente de profesores y los salones, baños y espacios recreativos se encuentran en pésimas condiciones.

Le puede interesar:
 Preocupación en comunidad por retrasos en construcción de la vía Tenerife- Plato

“En estos momentos estamos dando clases sin luz, los baños están desastrosos, en los salones hay murciélagos, no hay celadores aseadoras y no hay docentes nombrados”, manifestó Roxana Ponce, una de las líderes estudiantiles.

A estos problemas estructurales y administrativos se les une la falta de ejecución del Programa de Alimentación Escolar, PAE, el cual también afecta al resto de colegios del departamento, perjudicando a más de 140 mil estudiantes.

Otras protestas en el Magdalena
A esta protesta pacífica en Tenerife se le une la de hace una semana en el municipio de Cerro de San Antonio, donde cansados de no ser escuchados por el alcalde Ricardo Dede Ramos, cientos de estudiantes de la Institución Educativa del municipio se declararon en paro estudiantil.

Los jóvenes se tomaron las instalaciones durante la mañana de este miércoles para exigir al burgomaestre darle pronta solución a una serie de necesidades como: hacinamiento en los salones, carencia de espacios recreativos y deportivos, mal estado de las vías de acceso e inseguridad en los alrededores.



Este panorama, tiene preocupados a los padres de familia, quienes señalan que el presente año escolar ha sido una verdadera odisea para los niños y jóvenes de estas instituciones en estos dos municipios.



Más Noticias de esta sección

Publicidad