Magdalena celebra el sexto parto asistido en la Ciénaga Grande

Los médicos junto a la madre celebran el nacimiento del pequeño José Pablo Suárez Cervantes.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


 El primer nacimiento asistido se dio durante los primeros días de agosto del año pasado.

La gestión que viene impulsando la Gobernación del Magdalena, en aras de garantizar los derechos a la salud y a la vida de la población, sigue dando importantes resultados, luego que en el recién renovado Puesto de Salud de Nueva Venecia -un pueblo palafito ubicado en la Ciénaga Grande de Santa Marta- se registró el sexto parto asistido de un bebé por cuenta de la ESE Hospital Local de Sitionuevo.

Se trata del pequeño José Pablo Suárez Cervantes, quien vino al mundo con 45 centímetros de longitud, 2.730 gramos de peso y cuyo nacimiento fue asistido por el médico de tiempo completo, Hernán Fonseca, que asumió la responsabilidad otorgada por gobernador Caicedo, de ser el primer galeno de 24 horas en llegar a los palafitos, tras casi 30 años.

Esta buena noticia fue celebrada por el mandatario departamental, quien manifestó en sus redes sociales: "Después de 25 años, en el Magdalena celebramos el sexto parto asistido de un bebé en el puesto de salud de Nueva Venecia, un pueblo palafito. El pequeño José Pablo nació en condiciones dignas gracias a nuestro programa de prevención y atención, Médico en tu Casa".

Le puede interesar: Contraloría advierte que más de 140 mil estudiantes siguen sin recibir el PAE en Magdalena

Asimismo, entre los anteriores partos también sobresalen: el de Carlos Eduardo; el noveno hijo de una humilde mujer colombo-venezolana, el cual fue llamado como el gobernador, gracias a la gestión del mandatario, teniendo en cuenta que su mamá dejó de parir con la atención de ancestrales parteras, para ser auxiliada por el médico de la comarca. El hecho se registró a mediados de octubre de 2021.

Mientras que el primer nacimiento asistido se dio durante los primeros días de agosto del año pasado, cuando otra humilde mujer, de nombre Nayib, alumbró a una bebé que pesó 3.500 gramos, con una talla de 50 centímetros, totalmente sana y con un óptimo recibimiento por parte del equipo del centro asistencial de la población.



Más Noticias de esta sección

Publicidad