Gremios económicos del Atlántico temen que Plan Maestro de Salamina afecte navegabilidad en Puerto de Barranquilla

Los gremios advirtieron que antes de realizar una intervención de tal magnitud e importancia, las entidades a cargo deben estudiar y soportar los efectos acumulativos de estos sedimentos removidos.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Estos gremios manifestaron que se hace urgente conocer los efectos de estos trabajos en el canal navegable de Barranquilla.


Los representantes de los gremios económicos de Barranquilla y el Atlántico solicitaron a Cormagdalena, Invías, a la Unidad de Gestión del Riesgo, a la Universidad del Magdalena, a la Universidad de Cartagena y demás instituciones involucradas con la formulación y futura ejecución del Plan Maestro de Salamina y El Piñón, que antes de realizar cualquier intervención sobre el Río Magdalena, se realicen los estudios de impacto ambiental y sedimentológico para evitar trasladar la problemática aguas abajo, el cual podría generar afectaciones en el canal navegable de la Zona Portuaria de Barranquilla.  

Quizás le puede interesar: MinTransporte presentó diseños de obra para frenar la erosión en Salamina


Asimismo, solicitaron la realización de una mesa técnica a fin de analizar las observaciones a que hubiere lugar.


A través de un comunicado, los gremios manifestaron que ven con preocupación que el Plan Maestro de Salamina y El Piñón contempla un dragado por agitación en el sector de la isla Tamarindo de por lo menos 1.607.280 metros cúbicos de sedimentos. Al ser un dragado por agitación, el transporte de sedimentos no es controlado y es incierto el rumbo que estos tomen, pudiendo afectar todavía más las condiciones del canal navegable de la Zona Portuaria de Barranquilla”. 


“Así mismo, se ha manifestado por parte de los diseñadores de las obras que se prevé una erosión inducida de la Isla Tamarindo, como efecto de la ejecución de las obras propuestas. Esta erosión tendría también un efecto de millones de metros cúbicos que ineludiblemente serán transportados hacia la desembocadura, con unos posibles efectos que no se han cuantificado”, añadieron. 


Por último, estos advirtieron que antes de realizar una intervención de tal magnitud e importancia, las entidades a cargo deben estudiar, analizar, modelar y soportar los efectos acumulativos de estos sedimentos removidos aguas abajo y garantizar que esto no genere mayor sedimentación en los sistemas activos aguas abajo, específicamente en el canal navegable de Barranquilla y sus zonas aledañas. 


Hasta el cierre de esta edición, ninguna de las entidades citadas por los gremios atlanticenses se había referido al tema.


El Plan Maestro


El pasado martes fueron socializados los estudios y diseños sobre los cuales estuvo trabajando la Universidad del Magdalena, con la interventoría de la Universidad de Cartagena, para encontrar una solución integral a la erosión fluvial que avanza de forma descontrolada en la vía que de Salamina conduce a El Piñón.


La institución ideó un plan de protección, restauración y estabilización en la margen derecha del río Magdalena, en el sector aferente a la Isla Tamarindo, en el cual se emplearon modelaciones computacionales. Estos contemplan el dragado en polígono límite a la isla y el lecho del río de al menos 1.607.280 metros cúbicos, así como la construcción de siete espolones de distintos tamaños, desde los 25 hasta los 155 metros, con los que se busca estabilizar la orilla.


Así mismo, la universidad expuso la construcción de un dique no carreteable de 10 kilómetros de longitud desde Salamina hasta El Piñón para el control de inundaciones.




Más Noticias de esta sección

Publicidad