Realidad en Tasajera: “seguimos con las mismas miserias”, dice líder

El líder y representante de pescadores Enrique Maldonado Lara, hace un llamado al Gobierno para que invierta en Tasajera.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Pobreza y falta de oportunidades son la realidad en Tasajera.

Seis meses después de la tragedia en la que perdieron la vida 45 personas en Tasajea, EL INFORMADOR habló con Enrique Maldonado Lara, Líder cívico de Tasajera y vicepresidente de la Confederación de Pescadores del Caribe Colombiano, quien describió la realidad del corregimiento de Puebloviejo.


Imágenes de la explosión. Tasajera está ubicado a orillas de la carretera Troncal del Caribe y en cercanías a la Ciénaga Grande de Santa Marta.

“En estos momentos hay muchos hogares que la incertidumbre se ha apoderado de esas familias, ¿por qué?, porque en esa lamentable tragedia perdieron la vida esposos, hoy hay viudas padeciendo con sus hijos; e hijos, que trabajaban para la manutención de sus hogares, hoy considero que hay mucha más necesidad que antes”, señaló el líder cívico.

Actividad económica en ‘cuidados intensivos’

La pesca es la actividad económica de la que viven la mayoría de los tasajerenses, la cual se ha visto afectada en esta pandemia, debido a que no han podido comercializar el producto, que, además, bajó de precio.

Lee: A seis meses de la tragedia en Tasajera, el silencio se apodera del corregimiento

“Yo me atrevo a decir que entre el 85% dependemos de esta actividad [la pesca] y ese es nuestro sustento diario y de ahí hemos logrado medio educar a nuestros hijos con esfuerzo (…) con la pandemia los peces bajaron de precio, el comercio no era el mismo, porque muchos compradores que venían de fuera dejaron de venir”, señaló el líder pescador.

La realidad de los jóvenes

De acuerdo con Enrique Maldonado, no hay muchos profesionales en Tasajera, debido a que, a pulso, las familias logran educar a los menores hasta el bachillerato con la ilusión que no se conviertan en pescadores, sin embargo, la realidad es distinta.

“Nuestra actividad económica no nos brinda la posibilidad de poder educar a nuestros hijos y poderlo llevar a una universidad, entonces se estancan en el bachillerato. Mi hijo mayor, bachiller, mi otro hijo bachiller se fue a prestar servicio a la Policía, ya terminó y aquí lo tengo varado”.

Uno de los principales problemas en Tasajera es la falta de agua potable.

Ser pescador, un oficio no dignificado

El líder pescador señala que su actividad no es reconocida, y no reciben apoyo. Pese a esto, con orgullo habla de sus raíces, desde sus abuelos hasta sus hijos, todos son pescadores.

“Eso es algo que viene en las venas, pero lastimosamente con orgullo lo digo en cualquier parte me toque decirlo para nosotros es un orgullo ser pescador, pero nuestra actividad no ha sido muy reconocida y de ahí viene parte del abandono de los gobernantes de turno (…) no miran a Puebloviejo, como si estuviésemos condenadas a quedarnos en la miseria y sumidos en la pobreza extrema en la que estamos”, señaló Enrique Maldonado.

Un llamado al Gobierno

“Aprovecho esta oportunidad, invito, insisto pedirle al gobernador, al Presidente de la República que por favor miren a Tasajera, porque donde el Gobierno invierte, las cosas empiezan cambiar”, finalizó. 

Le puede interesar: Asignan dos municipios del Magdalena como áreas para exploración de hidrocarburos




Más Noticias de esta sección

Publicidad