Vendavales causan estragos en Sitionuevo, Zona Bananera y Remolino

Completamente destechadas quedaron varias casas ante los fuertes vientos que azotaron a las tres localidades del departamento del Magdalena.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


El reporte emitido por la Defensa Civil señala que durante las emergencias que generaron pánico en estas comunidades únicamente hubo pérdidas materiales.

Tres de municipios del departamento del Magdalena sufrieron estragos por los fuertes vientos que generaron vendavales en los que solo hubo pérdidas materiales, reportó el comando de la Defensa Civil esta parte del país.

Las situaciones por los fenómenos naturales fueron en el corregimiento de Guamachito en Zona Bananera, la cabecera municipal de Remolino y Sitionuevo, siendo este último el más afectado, según lo manifestado por el coronel Karlot Omaña, director del organismo de socorro.

“Fueron varias casas destechadas por los fuertes vientos huracanados los cuales dejaron cinco familias afectadas ara un total de unas 100 personas damnificadas de acuerdo al censo que se hizo por parte de las autoridades municipales que de inmediato les entregó ayudas”, dijo el coronel Omaña.

Así mismo hizo un llamado a la población para que revisen las vigas y los amarres de los techos de sus casas para evitar se vea afectados puesto que, de acuerdo al informe meteorológico se podrían seguir presentado fuertes vientos en estas zonas del departamento.
Los afectados, quienes quedaron a la intemperie piden ayuda del gobierno municipal y departamental para reparar sus casas.
Los afectados, quienes quedaron a la intemperie piden ayuda del gobierno municipal y
departamental para reparar sus casas.

Así mismo, en los municipios Zona Bananera y Remolino la caída de los techos de las viviendas no dejaron lesionados pero sí cuantiosas pérdidas,según el reporte que entregaron las autoridades.

Se supo que, en el corregimiento de Guamachito la fuerte brisa dejó en la calle a varias familias que vieron como el techo de sus residencias se iba al piso.
Los Medina Acuña fueron de los más afectados por lo que hicieron un llamado a la administración municipal para que les ayude a reponer el tejado ya que, aseguran que tienen que permanecer a la intemperie por no tener para donde coger.

“Todo era tranquilidad en la población cuando de repente se vino la luvia con la fuerte brisa y pasados unos minutos vimos como el techo se vino al suelo por lo que tuvimos que salir corriendo para evitar una tragedia”, dijo uno de los afectados.

Entre tanto, otros núcleos familiares resultaron afectados en la cabecera municipal del Remolino por luego que sus residencias sufrieran los embates de la naturaleza.

Personal de la Defensa Civil fue el encargado de adelantar los censos para determinar el número de personas afectadas



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad