Estrés hídrico, pérdida de agua y aumento de la salinidad causa sequedad y muerte de mangles

Los manglares desempeñan una función primordial en la protección de las costas contra la erosión eólica y del oleaje.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Los Mangles pierden todas las hojas debido al estrés hídrico en el que se encuentran por la falta de agua, no hay reflujo de un lugar a otro, sumado al fenómeno de El Niño que pone más cruda la situación.
A la altura de los kilómetros 25 al 28 se ha evidenciado en los últimos meses Mangles secos y muertos, generando incertidumbre y preocupación por la importancia de estos árboles para la Ciénaga Grande de Santa Marta.



Anteriormente autoridades ambientales manifestaron que este fenómeno se debe a que no hay intercambio de agua dulce en el ecosistema, o es muy poco.
En esa vía hay unos box culvert donde debe pasar el flujo de agua, pero, expertos aseguran que están en un nivel alto que no permite el intercambio de agua dulce y de agua marina sumándose como factor fundamental al deterioro de estos.



“Cuando hicieron los box culvert quedaron un poco más arriba para el paso de las aguas, y evidentemente en aguas bajas como estamos ahora desde diciembre por el fenómeno de El Niño, están bastante deterioradas las fuentes de recursos hídricos del departamento del Magdalena, por lo que no hay flujo de agua y al no haber intercambio de agua en esas zonas aledañas el Manglar se desoja, se le cae todo y queda como muerto. Es un estrés hídrico de las especies que están ahí que son los Mangle Rojo, Mangle Negro, Mangle Blanco y Mangle Zaragoza.”, expresó el biólogo Gustavo Majarrés Pinzón, director ambiental de la Corporación Natural SIG.



Los Mangles pierden todas las hojas debido al estrés hídrico en el que se encuentran por la falta de agua, no hay reflujo de un lugar a otro, sumado al fenómeno de El Niño que pone más cruda la situación.

El biólogo también afirma que muchos de estos mangles que se ven sin hojas y secos van a morir, pero otros que están genéticamente adaptados a esas condiciones van sobrevivir aunque su aspecto no sea el mejor; “los Mangles soportan inclemencias climáticas por su condición genética, saben que tienen ese periodo y se defienden botando las hojas, botando todas las estructuras que le pueden quitar el agua.”



Acciones para una mejoría
Los manglares desempeñan una función primordial en la protección de las costas contra la erosión eólica y del oleaje. Poseen una alta productividad, alojan gran cantidad de organismos acuáticos, anfibios y terrestres; son motores generadores de vida, como hábitat de los estadios juveniles de cientos de especies de peces, moluscos y crustáceos. También son el hábitat temporal de muchas especies de aves migratorias septentrionales y meridionales, por lo tanto son indispensables para el ecosistema.



“Las estrategias son muy paliativas, la Ciénaga Grande es inmensa, los manglares son inmensos, y los box culvert o diferentes tipos de paso de agua de la carretera son insuficientes y mal diseñados en su momento, y colmatado con sedimento, los poquitos caños que están entrando agua a la ciénaga deberían mantenerlos.”, afirmó Manjarrés.

Asimismo manifestó que sería ideal que las autoridades ambientales en unión con las comunidades, retiraran el sedimento de esas zonas, para que entre agua de diferentes pasos que eran naturales y que hoy en día están cerrados.



“Revisen directamente todos los conductos naturales y artificiales que no lo tengan cerrado los terratenientes, que no lo tengan cerrados muchos reservorios para beneficio propio y no del ecosistema, hay que hacer una inspección de ese tipo de caños, limpiar la desembocadura donde entra el agua para sacar ese sedimento y hay que meterle más aguas a esos componentes ecológicos que están adyacente a la carretera.”, puntualizó.

El fenómeno de El Niño ha incrementado en un 75% según el último reporte del Ideam y se extenderá hasta abril y mayo.



Más Noticias de esta sección

Publicidad