Ganaderos preocupados por el impacto del fenómeno El Niño en Magdalena

El fenómeno del Niño ya está impactando al país y las alertas no dejan de prenderse en los sectores que se pueden ver afectados por las sequías que se pueden generar.

Departamento
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Representantes de la Asociación de Ganaderos del Magdalena y la Cadena Ovino Caprina, alzaron su voz manifestando la preocupación que sienten por las consecuencias que pueda tener para el sector la época de sequía que se ha sentido desde diciembre.

Por: Wendy López Picón
Redacción EL INFORMADOR

El fenómeno El Niño ya está impactando al país y las alertas no dejan de prenderse en los sectores que se pueden ver afectados por las sequías que se pueden generar. Los efectos de este fenómeno se asocian a la disminución de lluvias y aumento de temperaturas, impactos que ya se sienten en la región.

Según el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, el Fenómeno del Niño disminuirá las precipitaciones lluviosas en 80% en el departamento del Magdalena, provocando altas y sofocantes temperaturas que afectaran todo el territorio.
Ante esto, representantes de la Asociación de Ganaderos del Magdalena y la Cadena Ovino Caprina del Magdalena alzaron su voz manifestando la preocupación que sienten por las consecuencias que pueda tener para el sector este fenómeno.

“Estamos preocupados porque el fenómeno del Niño se viene sintiendo desde hace un mes, no era prácticamente en 2019 sino que ya arrancó en 2018. Están los pastos totalmente secos, y si en el primer semestre, como se prevé, no va haber lluvia va a ser gravísimo para todos”, afirma Daniel Murcia Calderón, representante de la Asociación de Ganaderos del Magdalena.

Las medidas no son suficientes

Murcia Calderón señala que pese a los esfuerzos que están haciendo para reservar agua, no es suficiente. “Todos tratamos de prepararnos con depósitos, reservorios de agua en las fincas, haciendo pozos, pero eso no es suficiente para la problemática que se va a presentar por la falta de medidas del gobierno para apoyar a la ganadería.”

Asimismo, manifiesta el poco apoyo que reciben los ganaderos por parte del gobierno en estas épocas de crisis. “El Niño ya entró y no se ve ningún alivio del Gobierno en materia crediticia, ni una política ganadera que nos permita sustentar otras cosas, tener créditos para hacer pozos, nunca se dio la política, ni de recursos fiscal ni de parafiscal. El año pasado, como no hubo políticas de crédito agropecuario para el sector ganadero, entonces le quedó muy difícil a la gente hacer pozos que es la solución que hay. Hacer pozos que permitan extraer agua para minorarle al animal la sed, que tome agua, es lo más importante”.

Grandes afectaciones

El año pasado los ganaderos del departamento se vieron afectados por diversos problemas, entre ellos la fiebre aftosa, la carne descompuesta que venía procedente de Venezuela y por la falta de créditos del gobierno. Debido al ingreso de la carne descompuesta al país, se generó el cierre de exportaciones, una baja en precios de los productos y una notable disminución del consumo causando un golpe directo al bolsillo de los productores.
“Inconformidad total con el gobierno por cero políticas agropecuarias en el departamento del Magdalena. Las medidas eran desde el año pasado, poder prestarle a la gente flexiblemente para que hiciera pozos; un pozo no vale menos de 30 millones de pesos, entre perforación, tubería y motobomba. Todas las asociaciones de ganaderos le estamos haciendo cartas al Presidente para exigirle políticas agropecuarias en el sector ganadero, porque no las hay”, enfatizó Murcia Calderón.

Afectación en la canasta familiar

Por su parte, el presidente de la Cadena Ovino Caprina del Magdalena, Luis Carlos Ayala, habló sobre el alza de precios que podrán tener los productos a causa de la baja producción. “Los niveles de los reservorios de agua han disminuido y eso se ve en la producción de los animales, ya que el tema lácteo disminuye y los precios de los derivados lácteos, en este caso los quesos se han disparado, están elevados y se comienza a reflejar en el costo de la canasta familiar".

El llamado que hace el presidente de la Cadena Ovino Caprina es a concientizar a las personas que se dedican a este oficio a prepararse y afrontar el Fenómeno El Niño. “La idea es que la gente se concientice que para esta época del año deben tener una reserva de alimentos, que se hace en la época de lluvia, se siembra maíz, se siembra sorgo, y también se aprovechan potreros para hacer pasto seco. Pero no todos los ganaderos tienen esa cultura, apenas se están concientizando para hacerlo, además que no cuentan con las maquinaria y los equipos para realizar ese tipo de labores”.

Con el ganado sin comida y sin agua el gremio tendrá seis meses de baja producción, por lo que el llamado que hace es al Gobierno, que genere políticas agropecuarias, políticas de crédito con el Banco Agrario, que les puedan prestar para hacer obras de prevención.



Más Noticias de esta sección

Publicidad