Preocupante situación viven los tripulantes del barco Nissi Commander I

Barco Nissi Commander I, de bandera de Mongolia y procedente de República Dominicana, con 15 tripulantes en Santa Marta.

Distrito
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


Física hambre estaría pasando la tripulación del barco que se encuentra fondeando desde el 4 de enero en la Bahía de Santa Marta.
Esta embarcación de bandera de Mongolia y procedente de República Dominicana, permanece varado por fallas mecánicas; la nave no puede zarpar hasta que el armador no ponga al buque en condiciones óptimas para navegar.

Carlos Campos, experto en Seguridad Industrial, estuvo en la embarcación para verificar la situación que se están viviendo los tripulantes.
“Sorprendente esto que estamos viviendo con este grupo de marinos acá en la ciudad, la verdad es que esa tripulación permanece ahí por la dificultad que pide el armador. Son seres humanos, la violación de los derechos humanos es evidente, porque son personas que no pueden desembarcar, no pueden pisar suelo colombiano y deben permanecer en el buque”, dijo Carlos Campo.

Es difícil la situación por la que está pasando la tripulación de esta embarcación, debido a que llevan mucho tiempo sin ver a sus familiares y sin comer algo que les provoque. “Yo entiendo la norma OMI, que es la Organización Marítima Internacional versus la posición de la Armada y la Dirección Portuaria, todo eso está muy bien, pero el gran problema es cómo está el ser humano después de tanto tiempo sin ver a un familiar, sin poder comerse algo que les apetezca, sino lo que les llevan como a un preso y es una situación difícil la que está viviendo este grupo de marineros en esta ciudad”, agregó.

La visita de Carlos Campo, a la tripulación se hizo por motivos de inspección para verificar una de las razones del porque no ha podido zarpar desde la ciudad la embarcación, y esto se debe a la mala condición en la que se encuentra el buque.

Por otra parte, el armador no les ha hecho las direcciones, las certificaciones y los mantenimientos a la embarcación, haciendo que se les impida que los marinos puedan seguir navegando.

Asimismo, la condición del buque es muy regular, sigue sin iluminación nocturna y sin duda alguna podría generar un choque entre esta embarcación y otra que esté navegando. “Es una embarcación de los años lora, no tienen iluminación y los marinos están viviendo una regular condición porque no tienen aire acondicionado, los sanitarios, las bombas están apagadas, es un sin número de situaciones en las que se encuentra el buque”, manifestó Campos.

Lo peor de toda esta situación es que el buque está cargado con petróleo crudo y la embarcación no cuenta con la mejor condición y podría causar un daño ambiental a las playas de la ciudad y toda la costa. Se le hace un llamado a las autoridades competentes para que intervengan en el caso para garantizar los derechos fundamentales de los tripulantes y prevenir desastres en el ecosistema marítimo.



Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad