Empieza fase de comparendos pedagógicos a quienes no utilicen el casco adecuado

Distrito
Tamaño Letra
  • Smaller Small Medium Big Bigger


La multa por portar el casco inadecuado, es de medio salario mínimo mensual.

Desde el martes 23 de febrero, comenzó a regir la Resolución 23385, expedida por el Ministerio de Transporte, que obliga a todos los motociclistas a portar el casco reglamentario, con el fin de evitar accidentes a la hora de conducir. Según la normativa, los conductores que lleven el abatible o viseras abiertas serán multados económicamente.

En Santa Marta, la Secretaría de Movilidad incrementó los operativos de control para que los conductores de motos que transitan por las vías de la ciudad cumplan a cabalidad con el documento.

“El 23 de febrero, que es la fecha límite que ha otorgado la Agencia Nacional de Seguridad Vial, iniciamos con la imposición de comparendos pedagógicos a los infractores de la Resolución 23385 de 2020, la cual establece cuatro características principales para el uso adecuado del casco”, sostuvo Juan Carlos De León Moscote, secretario de Movilidad del Distrito.

Le puede interesar: En Santa Marta lanzan campaña sobre nuevas normas para uso del casco

A través de la campaña ‘La Vida No tiene Precio’, la Alcaldía adelanta acciones pedagógicas para que todos los usuarios de las vías, en especial, los motociclistas, utilicen el casco correcto. Asimismo, recuerda que desde el pasado 23 de enero se han realizado socializaciones y capacitaciones a los presidentes de las asociaciones de motociclistas organizados y representantes legales de las empresas de domicilios.

“Luego del proceso de socialización, procedimos con la etapa de comparendos pedagógicos por 15 días y, posteriormente, los conductores y acompañantes que no acaten lo contemplado en la mencionada resolución incurrirán en las sanciones previstas en la Ley 769 del 2002 y dará lugar a la inmovilización de la motocicleta”, indicó el funcionario distrital. 

Por su parte, varios motociclistas expresaron su opinión frente a la normativa y manifestaron que aunque la medida es buena porque permite la reducción de riesgos, también les genera preocupación, puesto que muchos no cuentan con los recursos económicos para adquirir el elemento de protección.

Kevin Mercado, quien labora como mototaxista en Santa Marta señala que el casco “es una medida de seguridad, ya que muchos utilizábamos el casco sin los cierres adecuados, exponiéndonos a cualquier accidente. Utilizó mi casco, pero hasta el momento no se me ha presentado la oportunidad de comprar el que están exigiendo”.



Le puede interesar: Socializan nuevas normas para uso del casco en Santa Marta

Entre tanto, Adalin Idiarte manifestó que, “los cascos certificados son una buena idea porque salva muchas vidas, pero además que nos exigen el de nosotros también piden el del parrillero y muchos no contamos con la facilidad para comprar los dos. Por ejemplo, yo utilizó el mío, pero no puedo comprar el del parrillero porque esos cascos superan los $100.000 y no nos alcanza”.

Cabe anotar que, la Resolución 23385 será aplicada en todo el territorio nacional y se basa en las cifras entregadas por el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, las cuales señalan que, en el país, fallecieron 3.666 en accidentes de motocicletas durante el 2019.

La multa por portar el casco inadecuado, es de medio salario mínimo mensual.




Próximos Eventos

Más Noticias de esta sección

Publicidad